GENERALI celebró ayer en Londres su ‘Día del Inversor’ para actualizar los progresos realizados tras las iniciativas estratégicas anunciadas en enero, con las que busca mejorar tanto la rentabilidad de los accionistas como la rentabilidad general del grupo mediante la reorientación hacia los seguros como actividad principal; fortalecer el capital; mejorar la excelencia técnica y el control de costes; y la adopción de un enfoque más centrado en el cliente. “En este segundo ‘Día del Inversor 2013’ confirmamos nuestros objetivos existentes y proporcionamos los datos adicionales para que nuestros accionistas pueden ver una hoja de ruta clara para lograr una mayor rentabilidad en el corto plazo”, dijo Mario Greco, CEO del grupo.
Durante los últimos diez meses, el grupo ha realizado progresos en la ejecución de esta estrategia, centrándose en el núcleo de su negocio, y ha dispuesto de 2.400 millones de euros en activos no estratégicos, alcanzando el 60% de los 4.000 millones propuestos en su objetivo de 2015. Adicionalmente, el grupo ha invertido para asumir el control total de las operaciones en áreas estratégicas: el 49% de GPH en Europa Central y Oriental, el 7% de GENERALI DEUTSCHLAND HOLDING en Alemania, y el 40% en sus operaciones Asia.

También se ha producido un progreso sólido en la introducción de una mayor disciplina financiera: durante el año, se ha retirado de los pactos de ocho accionistas y seguirá relajándose de los restantes, hasta salir en el momento adecuado. Desde enero, ha simplificado aún más y mejorado su gobierno interno, completando la composición de su Comité de Dirección y la implementación de una nueva estructura regional para sus operaciones en todo el mundo.
Gracias al fuerte compromiso en la ejecución de la estrategia, GENERALI confirma hoy su objetivo clave para 2015 de lograr un ROE de explotación del 13%. Además, confirma su objetivo para ese año de alcanzar un ratio de Solvencia I por encima del 160% y un excedente neto por encima de los 2.000 millones de euros; la introducción de una nueva meta para el nivel de apalancamiento por debajo del 35% en 2015; y actualiza su objetivo de ahorro de costes brutos de 750 millones en 2015 y 1.000 millones para 2016.

MEJORA DE LA RENTABILIDAD MEDIANTE LA MEJORA OPERACIONAL

“En los últimos meses – explica Greco- el grupo ha trabajado duro en su base de costes. Una serie de acciones simples y eficaces han sido identificadas para mantener esta base de costes plana”. Así, el grupo ha lanzado iniciativas estratégicas enfocadas a la reducción de gastos a través de la excelencia operativa. Además, están en marcha los programas presentados en enero pasado para ganar en excelencia técnica, con la intención de fortalecer el negocio principal de seguros mediante el aprovechamiento de iniciativas que van desde las técnicas de fijación de precios, la gestión de siniestros, la eficiencia en la de distribución, y la retención y técnicas de venta cruzada.

Además, dos programas adicionales producirán más beneficios para el año 2015. Por un lado, el fortalecimiento de la centralización de las compras reaseguro, a través del cual la sociedad matriz se convertirá en el proveedor único de reaseguro interno para todas las unidades del grupo. Esto va a generar más de 50 millones de euros de beneficio operativo. Por otro lado, la centralización de la tesorería, a través de la cual se ha agrupado el dinero en efectivo en todo el grupo, lo que también le permitirá ganar más de 50 millones de ganancias incrementales antes de impuestos, así como perseguir un mejor uso de los recursos internos.

Gracias a todas estas acciones, GENERALI tiene como objetivo alcanzar un beneficio total de 1.600 millones de mejora operativa bruta en 2015 y 2.000 millones para el año 2016.

REDUCCIÓN DE DEUDA

Además, el grupo espera que el volumen de la deuda se reduzca de manera significativa en los próximos años. En concreto, ha reducido en 500 millones de euros los préstamos por lo que ya cuenta con recursos suficientes para pagar un tercio de los 2.250 millones de la deuda senior, cuyo vencimiento está fechado para 2014. GENERALI ha anunciado un ratio de apalancamiento de la deuda de al menos el 35% en 2015.

La estrategia de GENERALI se centra en el mantenimiento de la renta fija estable y la exposición a la renta variable junto a la expansión de los mercados europeos de colocación privada y de las inversiones directas en los préstamos, así como un aumento a la exposición de crédito asegurado. Asimismo, continuará centrándose en sustituir los activos de bajo rendimiento y buscará oportunidades de inversión con rendimientos más altos, incluyendo los activos de renta fija alternativos. También aumentará su exposición en los buenos activos inmobiliarios en los mercados centrales y diversificar su cartera fuera de la zona euro.