GENERALI ha firmado un acuerdo para vender su negocio en Panamá. La operación, según explica en un comunicado, forma parte de su estrategia para optimizar su presencia geográfica, aumentar la eficiencia operativa y mejorar la asignación de capital.

  • El grupo, que opera en Panamá como sucursal desde 1970, principalmente en No Vida, ha acordado la enajenación de los activos y pasivos de la sucursal, incluyendo su cartera de seguros, a ASSA COMPAÑÍA DE SEGUROS SA, por 172 millones de dólares (146,2 millones de euros), sujeto a ajustes de cierre.

    El grupo italiano permanecerá, a través de ASSA, activo en Panamá con sus líneas de negocio internacionales: Generali Employee Benefits, Generali Global Corporate & Commercial y EUROP ASSISTANCE.

    Frédéric de Courtois, CEO de la unidad Global Business Lines & International, comentó: "Esta transacción es otro paso adelante en el reequilibrio de la presencia geográfica del grupo en todo el mundo. Estamos avanzando en la optimización de nuestra presencia geográfica. Acabamos de anunciar la desinversión en Colombia y la transacción de Guatemala y este acuerdo nos ayudará a alcanzar nuestros objetivos y seguir nuestra estrategia para hacer de GENERALI una empresa más simple y más inteligente".

    Por su parte, Antonio Cassio dos Santos, gerente regional del grupo para América Latina, explica: "Estamos ejecutando nuestro plan con disciplina con el objetivo de ser más fuertes en América Latina".