Las fusiones y adquisiciones en el sector asegurador han repuntado en los últimos meses respecto a los bajos niveles globales que se habían visto desde la crisis de 2008-09, según revela el último estudio Sigma/SWISS RE (‘Fusiones y adquisiciones en el seguro: ¿comienza una nueva oleada?’). Según este trabajo, no solo ha repuntado la actividad en los últimos meses, sino que también se han incrementado los planes de futuras transacciones: el total de anuncios de fusiones y adquisiciones en la segunda mitad de 2014 ascendió a 359 frente a los 295 del primer semestre, y este impulso se mantiene en 2015.

El estudio también destaca que la actitud hacia las fusiones y adquisiciones está cambiando a medida que la confianza sobre la perspectiva económica mejora gradualmente y los participantes del mercado desean realizar adquisiciones o fusiones tanto para mejorar su rentabilidad como para reforzar sus balances.

También se destaca que, entre los temas clave en las fusiones y adquisiciones en el sector asegurador, están las desinversiones de paquetes cerrados y las operaciones de run-off. Se registró también una mayor actividad en el sector de las reaseguradoras especializadas como reacción de las empresas titulares a las elevadas presiones competitivas.

Los reaseguradores de Bermudas y LLOYD’S combinan operaciones

Destaca igualmente la aparición de capacidad de absorción de riesgo alternativa de los fondos de cobertura (Hedge Funds), bancos de inversión y fondos de pensiones ha ejercido una presión a la baja sobre los precios en algunos ámbitos de No Vida, provocando que algunas reaseguradoras especializadas de Bermudas y LLOYD’S combinen sus operaciones para asumir riesgos corporativos emergentes y más amplios, además de reducir costes operativos.

Sobre este tema, el economista jefe de SWISS RE, Kurt Karl, comenta que “lo que está sucediendo es que las reaseguradoras especializadas de tamaño medio están siendo expulsadas del mercado”. “Algunas empresas no tienen el tamaño o la variedad de servicios necesarios para diferenciar su oferta respecto a una capacidad de reaseguro más normalizada. En el futuro continuaremos viendo una cierta agitación en el sector conforme las compañías se unan en búsqueda de sinergias de ingresos y de costes”, añade.

Otro aspecto de relieve que refleja el informe es que, a pesar de la reactivación de las fusiones y adquisiciones en este sector, el número total de operaciones sigue muy por debajo de los niveles anteriores a la crisis financiera. En todo el mundo se realizaron 489 transacciones en 2014, frente a los 674 de 2007. De hecho, este aumento de actividad no afecta a todo el sector, y no es probable que llegue a serlo. La todavía considerable incertidumbre que se mantiene sobre la perspectiva macroeconómica y legislativa global dificulta la selección de transacciones que añadan valor.
 
Solvencia II alentará a algunas aseguradoras a reestructurarse

Es probable que prosigan las recientes tendencias de aumento de las fusiones y adquisiciones en ciertos segmentos a medida que las empresas respondan a cambios cíclicos y estructurales en el sector. La introducción de regulaciones como Solvencia II alentará a algunas aseguradoras a reestructurarse en busca de eficiencias de capital y/o economías de escala. Igualmente, la entrada de capital alternativo continuará estimulando transacciones, en particular si los inversores financieros se convierten en vendedores y compradores activos. El acceso a tecnología de distribución digital es otro impulsor de las fusiones y adquisiciones que probablemente será cada vez más relevante.

Para Darren Pain, coautor del informe, “los acuerdos que parecen crear valor de una manera más sistemática son aquellos en los que las compañías son del mismo país y que combinan empresas situadas en diferentes puntos de la cadena de valor del seguro”. Y, con vistas a conseguir el éxito de las fusiones y adquisiciones, la tarea de mitigar riesgos operativos y comerciales corresponde en última instancia a los directivos de las compañías de seguros. Por otra parte, las soluciones de reaseguro pueden ayudar a fortalecer o aliviar presión sobre los balances de las aseguradoras, tanto antes como después de una transacción. Pero, sin embargo, el reaseguro está infrautilizado como herramienta de gestión de capital en las fusiones y adquisiciones. 

Acceso al informe en inglés (pdf) y en francés (pdf).