El Seguro español recuperará la senda del crecimiento este año, que podría cerrarse con un incremento del 3% en el total de primas devengadas. Vida volverá a ser una de las locomotoras, al elevar sus primas totales un 3,7%; por su parte, los ramos de No Vida registrarán un aumento global del 2,3%, impulsados de nuevo en este sentido porSalud, que podría incrementar sus primas este año alrededor de un 5% y compensaría los retrocesos del resto de ramos, incluido el de Responsabilidad Civil.

Esta tendencia positiva parece que se mantendrá a lo largo de los dos próximos ejercicios; así, en 2015 se prevé que las primas de Vida crezcan un 4,6% y en 2016 esta tasa podría incluso llegar a situarse en el 7,3%. Por su parte, los ramos de No Vida podrían ver cómo sus primas se incrementan un 5,3% en 2015 y un 7% en 2016. De esta forma, en 2016 el mercado recuperaría las cifras que alcanzó en 2011 (58.500 millones de euros), el último año con valores positivos.

Estas fueron algunas de las conclusiones aportadas ayer por Fundación Mapfre en la presentación del informe ‘Predicción de la Actividad Aseguradora en España’. El acto celebrado al efecto contó con la participación, por parte de la Fundación, de Mercedes Sanz, directora del Área de Seguro y Previsión Social; Begoña González, directora del Centro de Estudios del Área de Seguro y Previsión Social; y Antonio Núñez, vicepresidente. Antonio Pulido, director del estudio y catedrático de Economía Aplicada y profesor emérito de la Universidad Autónoma de Madrid, detalló las características del trabajo; estuvo apoyado por el equipo de profesores de la Cátedra UAM-MAPFRE de Investigación y Desarrollo José Manuel Martínez Martínez, que también ha participado en la elaboración del informe.

El trabajo prevé una mejora paulatina de las expectativas de crecimiento del PIB español a corto plazo, hasta alcanzar unos ritmos, que a pesar de ser moderados, harán posible la generación neta de empleo. Por sectores, la actividad se recuperará más en los componentes de inversión no residencial y exportaciones, manteniéndose moderados el consumo privado, el público y la inversión en viviendas. Este repunte de la actividad permitirá una progresiva recuperación de los establecimientos productivos y los flujos del transporte. El mercado del automóvil podría experimentar un repunte a corto plazo.

El entorno internacional se presenta muy favorable para la economía española; esto se debe, se dijo, a que sus principales mercados de exportación son los que más han reactivado el crecimiento en 2014.

Acceso a  ‘Predicción de la Actividad Aseguradora en España’ 

Datos de evolución / previsión del Seguro español