En el mundo de la actividad delictiva, específicamente en el ámbito asegurador, la criminalidad es más grave de la que se ha querido ver. Hay desde simulaciones de accidentes automotores, incendios provocados, homicidios, asociación ilícita, falsificación de documentos, hasta uso de documentos falsos con ocasión de estafa, falsedad ideológica, robo con violencia, etc.  Los delitos asociados a los seguros han sido motivo incluso de producciones cinematográficas.