Fitch mantiene un pronóstico ‘estable’ para el seguro brasileño. La agencia cree que el sector asegurador del país será “capaz de mantener su ritmo de crecimiento en 2015, en línea con su previsión de un ligero repunte en el crecimiento del PIB”. Sin embargo, advierte la agencia, “el crecimiento del negocio es probable que se mantenga a un ritmo más lento que el promedio observado desde 2007, ya que es probable que sea muy modesta la recuperación económica”.
La agencia estima un crecimiento del volumen de primas de entre el 7% y 12% en 2015. El crecimiento en primas (excluyendo el segmento de seguros de Salud) se ha desacelerado “bruscamente” desde la segunda mitad de 2013 y ha persistido hasta marzo pasado. “Hubo una moderada recuperación en el segundo trimestre de 2014 y el tercer trimestre de 2014, pero el crecimiento a partir de septiembre de 2014 ha sido del 9,1% en tasa interanual, la más baja de los últimos 10 años, por debajo del 13,5% en 2013”, concreta la agencia en su informe.

Fitch cree que el sector de seguros de Brasil tiene fundamentos para “un sólido crecimiento a largo plazo”. Así, detalla que la penetración del seguro en el mercado brasileño, que era del 4,2% del PIB a junio de 2014, frente al 3,3% de finales de 2010, es la más alta de la región, pero inferior a la media del 8-10% de los países desarrollados. “La movilidad social creciente de la clase media y la intensa penetración bancaria deben impulsar el crecimiento, dado el predominio del modelo de bancaseguros. Sin embargo, el reciente crecimiento y la rápida penetración vista en los últimos años en los seguros es improbable que persista”, matiza la agencia.

Sólidos rendimientos

Por otro lado, Fitch espera que la rentabilidad del sector siga siendo “sólida”, gracias a los altos tipos de interés y los ingresos financieros “robustos”, así como por un rendimiento técnico “adecuado” en 2015. Estos factores deberían compensar la potencial presión que se derive de un crecimiento de las primas más lento. Además, la capitalización de las compañías seguirá siendo adecuada, “a pesar de la tendencia al alza en los índices de apalancamiento observados desde 2010 y la carga ejercida en los activos por una revalorización de las reservas más bajas en los últimos dos años”. Fitch espera que esta tendencia al alza se estabilice y el apalancamiento del sector permanezca prácticamente estable en 2015, debido al menor crecimiento del volumen de primas.

Presión competitiva en el reaseguro

Finalmente, la agencia espera que el mercado local de reaseguros siga marcado el próximo año por la presión competitiva en 2015, “debido al continuo crecimiento de la capacidad de reaseguro y el más lento incremento del mercado primario de seguros”. Sin embargo, concluye el informe de la agencia, “el mercado suave podría perder fuerza en comparación con los últimos tres años. La mejora de los resultados técnicos del mercado local a partir de septiembre de este año sugiere que algunos ajustes en los precios ya han tenido lugar”.