Al cierre de 2015 la industria aseguradora registrará un crecimiento del 5,1%, cifra superior a la del año pasado, debido a una tendencia positiva en la contratación de primas a raíz de la implementación de las reformas estructurales, según pronostica Fitch en su reporte de ‘Indicadores de Seguros’ del país, correspondiente al primer semestre del año.

La agencia de calificación agrega que si bien un menor desempeño económico podría tener un impacto negativo sobre la contratación de seguros en México, se prevé que en la segunda mitad del año la economía de Estados Unidos recupere su dinamismo y ayude a mitigar este efecto. “Habría un avance moderado de la demanda interna impulsada por la recuperación económica de Estados Unidos, así como por la implementación de las reformas estructurales y un repunte en las exportaciones manufactureras”, indica. Fitch calcula que el crecimiento económico del país se ubicaría en alrededor del 2% al cierre de 2015, y en un promedio del 3% para el periodo 2016-2017.

Por otro lado, la agencia señala que, para el cierre de 2015, “el valor de la cartera de inversiones podría presentar volatilidades ante los ajustes en la política monetaria de Estados Unidos, lo cual afectaría los resultados netos del sector, así como ante cambios en el entorno macroeconómico”.

Según la información de Fitch de la que se hace eco ‘Dinero en imagen’, la industria se enfrenta al reto de atender los lineamientos cuantitativos de la nueva Circular Única de Seguros y Fianzas, entre los que destacan la composición del balance económico y los cálculos de requerimiento de capital de solvencia.

Balance del primer semestre

Al realizar el balance de la primera mitad del año, la agencia destaca que el sector asegurador y afianzador mexicano creció un 119% en términos nominales, en comparación con el mismo periodo de 2014, debido a “la suscripción de la póliza bianual de Petróleos Mexicanos (Pemex) durante el segundo trimestre del año y no en el tercero, como en años anteriores. El crecimiento en primas sin este efecto fue de 5,1% a junio de 2015”.

Agrega que la utilidad no distribuida a capital contable fue del 39,7% hasta el pasado mes de junio, igual a lo registrado en el mismo período de 2014, ya que a pesar de una menor siniestralidad se registró un aumento en costes debido a la implementación de nuevos requerimientos regulatorios. Sobre el rendimiento financiero, que se ubicó en el 2,5%, Fitch destaca que el indicador no se vio afectado por la depreciación del peso, dado que la mayor porción de las carteras de las reservas está invertida en pesos.