La agencia Fitch considera que, aunque todavía hay varios elementos por cerrar, lo cual podría tener un impacto significativo en los niveles de capital, “esperamos que estos se acuerden en el tiempo de ejecución esperado”. “Entendemos que las preocupaciones de la industria anteriores sobre el tratamiento de Solvencia II de la garantía a largo plazo de negocios, incluyendo las rentas vitalicias, han retrocedido en gran medida según el último borrador de las reglas”, señal al agencia en su comunicado.
Apunta que algunas cuestiones por determinar incluyen detalles en torno a la determinación de la tasa de descuento para calcular las reservas de las aseguradoras y los requisitos de capital, y la elección de las hipótesis económicas y demográficas por las aseguradoras utilicen un modelo interno para Solvencia II. “Sin embargo, creemos que las compañías de seguros que calificamos tienen colchones de capital suficientes para absorber los posibles efectos de esta incertidumbre restante”, matiza Fitch.

Dado el nivel de preparación hasta la fecha y las disposiciones transitorias que puedan contemplarse en la directiva, “no esperamos que Solvencia II active cambios en los ‘rating’ de las aseguradoras en los próximos años”, concluye.