Gracias a una recuperación económica que se proyecta con un crecimiento del 3%, Fitch espera que la industria mexicana de Seguro llegue a tener un incremento en primas entre un 10% y 13%. Este impulso de la economía junto con una mayor inversión pública y privada, producto de las recientes reformas estructurales promovidas por el Gobierno y un buen comportamiento del consumo y del crédito, serán las bases que según la agencia generen un buen año para el seguro mexicano.
En el primer trimestre del año el sector asegurador y afianzador mexicano registró un crecimiento del 8% en primas. Esta dinámica estuvo impulsada por líneas de negocio, como vida grupo (+20%) y ramos técnicos (+20%); así como por seguros de menor participación en el portafolio de primas del sector, como marítimo y transportes (+82%) y agrícola (+23%). Asimismo, según la agencia, este comportamiento se benefició de la renovación estacional de algunos negocios de daños y por el buen ritmo de crecimiento de la cartera hasta marzo, tanto en la de crédito de vivienda (+13,6%) como en la de consumo (+9,6%).

En cuanto al índice combinado del sector (excluyendo ajustes por constitución de reservas catastróficas) registró una leve mejora, asevera Fitch en el informe. Éste pasó hasta 103,1% en marzo de 2014 desde 103,6% en el mismo mes de 2103. Según la agencia, dicha mejora se debe a la buena dinámica en producción de primas y a los gastos de operación controlados; los cuales se favorecen por mayores comisiones de reaseguro. Por su parte, la siniestralidad aumentó hasta 73% desde 71,6% (Mar.14/13). Este hecho está vinculado a un ambiente más competitivo en las tarifas del ramo de Autos; así como a la incidencia de algunos eventos puntuales en el de Incendio y a costos médicos crecientes.

A pesar del desempeño técnico relativamente estable, los resultados netos de la industria disminuyeron un 8,4% y se situaron en 6.898 millones de pesos; producto de menores rendimientos financieros en el portafolio de inversiones. En cuanto a la rentabilidad financiera se vio afectada, principalmente, por fluctuaciones importantes en el mercado accionario mexicano; el cual está influenciado por el ambiente volátil de los mercados internacionales y por el efecto de las reformas fiscales, energéticas y de telecomunicaciones. Adicionalmente, las tasas de los valores gubernamentales presentaron una reducción, derivado de una mejor percepción del riesgo soberano de México, señala la agencia de calificación.


LA REGLAMENTACIÓN DE NUEVA LEY REPRESENTARÁ UN ESFUERZO IMPORTANTE PARA LAS ASEGURADORAS

Entre septiembre y octubre de 2014 se espera que salga la Circular Única de Seguros y Fianzas (CUSF), que contiene la reglamentación secundaria de la Ley de Seguros y Fianzas.

Durante el primer semestre del año, las aseguradoras han estado realizando análisis cualitativos y cuantitativos para determinar los posibles impactos que tendría la nueva regulación. Fitch reconoce que la implementación de estos modelos y este nuevo marco regulatorio ha significado y representará un esfuerzo importante en términos de recurso técnico y tecnológico por parte de las aseguradoras, todo esto con el fin de robustecer su Sistema Integral de Riesgos y de alcanzar los requerimientos de Ley.

A partir de 2015, Fitch Ratings espera un mayor fortalecimiento en los niveles de capital; esto debido a la entrada en vigencia de la Nueva Ley de Instituciones de Seguros y Fianzas. Esta última requiere un proceso de cálculo de capital basado en riesgos (RBC).