La Oferta Pública de Adquisición (OPA) lanzada el pasado mes de diciembre por SANITAS sobre la chilena CRUZ BLANCA SALUD ha finalizado con éxito, completando la aseguradora la compra del 56% de las acciones, el máximo previsto. De esta forma, según el comunicado de grupo BUPA SANITAS, la compañía española, que se convierte en accionista mayoritaria, ha pagado 525 pesos chilenos por acción (0,70 euros), lo que valora la operación en un total de 250 millones de euros.
Iñaki Ereño, consejero delegado de la española, ha revelado que esta operación supone el primer paso para entrar en el mercado latinoamericano: “Un hito muy importante en la expansión internacional de la compañía. Se trata de nuestra primera gran operación en Latinoamérica, lo que nos va a permitir exportar nuestro modelo de gestión. A través de CRUZ BLANCA SALUD vamos a desarrollar un proyecto a largo plazo que nos permitirá convertirnos en una referencia en el mercado chileno”.

El Grupo Said, anterior accionista mayoritario, se mantendrá en el capital de la compañía, permitiendo a SANITAS contar con la experiencia y el conocimiento del mercado chileno de uno de los principales grupos empresariales del país, según apunta la aseguradora española.