SAO PAULO – La Federación Interamericana de Empresas de Seguros (FIDES), representada por 18 países de América Latina, Estados Unidos y Península Ibérica, quiere fomentar el debate sobre solvencia, microseguros, pólizas de bajos valores destinadas a la población de bajos ingresos y prácticas de sostenibilidad en el sector de seguros.  Para ello, la entidad, que tiene como objetivo estimular el desarrollo del mercado, creó tres grupos de trabajo, según Marco Antonio Rossi, presidente de FIDES y también de la Confederación Brasileña de Aseguradoras (CNseg, sigla en Portugués) y de Bradesco Seguros.

La iniciativa, según él, pretende acercar los debates existentes en el mercado de seguros en América Latina y ha sido aprobada en la primera reunión del Consejo Presidencial de FIDES, el pasado martes.  El encuentro ocurrió en paralelo con las reuniones que se celebran hasta hoy en Asunción, Paraguay, y reúnen reguladores y supervisores de toda América Latina.

Los temas de los tres grupos estuvieron en el centro de las discusiones de los eventos, según Rossi.  “Tuvimos muchos debates relacionados a la gestión y con el propósito de encontrar mejores prácticas en la industria de seguros a ser adoptadas en los mercados latinoamericanos.  Queremos poner América Latina en el puesto de liderazgo en el mundo”, dice el ejecutivo.

Acerca de las normas de solvencia, que obligan las aseguradoras a tener capital adicional para cumplir con sus obligaciones, Rossi dice que Brasil se mueve en ritmo adecuado y sigue en línea con los países desarrollados.  El país conseguirá, también, cumplir con las exigencias de la reglamentación hasta 2016, cuando cierra el plazo para la implementación de dicha normativa.

Otro tema discutido durante la conferencia, según el presidente de FIDES, fue el fraude en los seguros.  En Brasil, según Rossi, se estima que más del 20% de las indemnizaciones pagadas en los seguros de Automóvil se refieren a siniestros fraudulentos.  El segmento responde por más de la mitad de los fraudes identificados, de acuerdo con él, debido a la facilidad y al hecho de ser más desarrollado en Brasil. “Ese coste adicional refleja en el precio que todos los asegurados pagan y puede aumentar el precio medio en un 11%”, recuerda.

A lo que se refiere al momento de la economía brasileña, el presidente de FIDES evalúa que el bajo crecimiento del país y la alta inflación afectan el crecimiento del mercado de seguros, pero la baja penetración del sector sostiene “crecimiento chino” en Brasil.