El presidente de Fasecolda, Jorge Humberto Botero, ha puesto de relieve la necesidad de hacer obligatoria la póliza que cubra los riesgos de la construcción y la importancia de que ésta vaya acompañada por una ley que garantice su cumplimiento, después del siniestro producido en la torre Space de Medellín.
Sobre el desarrollo de este tipo de seguros, indicó en entrevista que publica ‘Fasecolda’ que su desarrollo ha sido “muy incipiente ya que pocos constructores los toman, ignorando que por la baja ocurrencia de estos casos, las primas son bajas. Es por esto que en otros países como España o Francia, para contrarrestar esta indiferencia, se han hecho obligatorios los seguros a la construcción”.

Además, considera que con este seguro se beneficiaría la construcción, “ya que la masa de riesgo aumenta y con eso, las primas deberían ser más bajas”, el sector asegurador, “por el mayor flujo de pólizas a contratar” y el Gobierno ya que, aunque sea un suceso aislado, la opinión pública ha tenido un impacto negativo “que se puede traducir en una desaceleración en la compra de vivienda, por lo que si se sacara adelante, sería un dinamizador de la construcción e infraestructura”, apunta.

Asimismo, avanza que las conversaciones van por el buen camino y que en estos días se reúnen la Federación con el Gobierno y la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) para alcanzar un acuerdo y llevar la propuesta al Congreso. “Eso sí, hay que dejar un espacio entre hacerlo obligatorio y la entrada en vigor para que el mercado se pueda adaptar”, confirma.

Respecto a la oferta de estas pólizas en el país, señala que “hay algunas aseguradoras que las ofrecen, pero si se hiciera obligatorio, tenemos la seguridad de que la respuesta de las compañías sería muy positiva y entrarían a competir por esos negocios, lo que tendría un impacto automático en cuanto al mismo costo del producto”.

Sobre la posición de Colombia frente a otros países, reconoce que “la cobertura está subiendo y la siniestralidad es muy baja, pero frente a otros países, califica mal. Actualmente estamos por debajo que Argentina, Chile o Brasil, aunque estamos mejor que México. El problema es que se estima que tan solo un 5% de los hogares cuenta con la póliza voluntaria y el de bienes comunes llega al 10% a nivel nacional”.