Luis Enrique Bandera, presidente de FIDES

Luis Enrique Bandera, presidente de la Federación Interamericana de Empresas de Seguros (FIDES), ha realizado una entrevista publicada en La Razón, en la que evalúa el desarrollo del rubro en el marco del 70 aniversario de la Asociación Boliviana de Aseguradoras (ABA), que es la asociación que está a cargo de organizar en 2019 la Conferencia Hemisférica de FIDES.

  • El ejecutivo estuvo en Santa Cruz, el pasado 21 de agosto, para anunciar de forma oficial que en septiembre del próximo año Bolivia será por primera vez sede de la XXXVII Conferencia Hemisférica de Seguros. Un “evento cumbre” del sector, en el que participarán 2.000 de los principales ejecutivos de las aseguradoras, reaseguradoras y corredoras de reaseguros de América Latina, Estados Unidos y España. Además de ser una gran oportunidad de negocios y de intercambio de información para las empresas del rubro, el evento incluirá “conferencias del más alto nivel” e informes de las últimas tendencias, productos o coberturas desarrollados para el seguro. Asimismo, permitirá el posicionamiento de la industria aseguradora boliviana en la región interamericana y beneficiará a la industria turística y hotelera del país.

    Bandera afirmó durante su visita que la mayoría de los mercados latinoamericanos ha registrado una expansión interesante, “sobre todo en los ramos de personas, en los que existe mayor espacio para crecer a una velocidad más alta que la economía de los países; mientras que en los ramos de propiedad se crece más o menos al mismo ritmo de las economías. Los dos (grupos) han dado un resultado positivo en términos generales en Latinoamérica, y Bolivia no es la excepción. El país ha tenido un crecimiento bastante atractivo en el ramo de personas. NdE. El incremento en el negocio de personas fue de 329,2% en la última década, según datos de ABA”.

    Para el presidente de FIDES las perspectivas de la región “siguen siendo muy positivas, aunque existen algunas amenazas externas como la influencia de los cambios tecnológicos, que son imprevisibles y nos puede afectar a todos. Por eso es importante seguirlos de cerca, tratar de adoptar las mejores prácticas y mejorar nuestra operación, hacerla más eficiente, todo a través de las nuevas tecnologías que están surgiendo.

    Estos retos, tal y como detalla el ejecutivo "es por los cambios en las prácticas de consumo de la gente joven". "En todos los países, los millennials tienen prácticas de consumo diferentes-explica-. Entonces tienes que estar preparado para ofrecer productos también a través de los canales en los que ellos compran, como en los dispositivos móviles. La industria del seguro está definitivamente evolucionando, pero tiene que evolucionar quizá un poco más rápido para poder adaptarse a estos cambios que están a nuestra mano. Se están utilizando mucho ya (las nuevas tecnologías) a nivel de ajuste de siniestros y tramitación de reclamos. Por ejemplo, en el ramo de automóviles, en varios países ya a través del celular te localizan, te dan el servicio y puedes presentar el reclamo. Así que se debe incentivar y se está incentivando todo lo que sea para mejorar el servicio en función del uso de nuevas tecnologías".