El sólido momento de la demanda de seguros como resultado de la esperada recuperación económica en 2014, y las buenas perspectivas en productos de bancaseguros se refleja en que las primas crecerán cerca de un 13% este año, según el último informe de Fitch. No obstante, el índice combinado podría registrar algún deterioro en 2014 debido a costos iniciales de la nueva regulación y a un posible ambiente catastrófico menos benigno que en 2013.
El sector asegurador alcanzó un crecimiento de 10% en primas al cierre de diciembre de 2013, el cual, en parte estuvo beneficiado por la renovación multianual de la póliza de Petróleos Mexicanos (Pemex) en junio de 2013. Al descontar este efecto, el crecimiento del sector llegó a ser de 8% a diciembre de 2013. Por su parte, el índice combinado del sector (excluyendo ajustes por constitución de reservas catastróficas) registró una leve mejora y pasó a 104,5% de 105,2%, gracias a un manejo controlado en los costos de operación y niveles de siniestralidad estables, que representaron 32,2% y 74,5% de las primas devengadas retenidas, respectivamente.

La mayor dinámica de las primas frente a la base patrimonial se evidenció en un mayor nivel de apalancamiento operativo medido como primas devengadas retenidas a patrimonio. Fitch espera que a partir de 2015 se presente un mayor fortalecimiento en los niveles de capital y menores razones de apalancamiento con la entrada en vigencia de la Nueva Ley de Instituciones de Seguros, que requiere un proceso de cálculo de capital basado en riesgos.

Según la agencia, la frecuencia y severidad de desastres naturales en el sector ha sido históricamente superior al nivel registrado en otros mercados. Si bien estos desastres podrían afectar en alguna medida los resultados técnicos, en términos generales reconocemos que las aseguradoras mexicanas mitigan su exposición catastrófica a través de una adecuada contratación de reaseguro y acumulación de reservas, aunque es importante que esas protecciones conservadoras se mantengan en el tiempo.

Al cierre de 2013, los ingresos financieros generados por el portafolio de inversiones registraron una disminución moderada, hecho que contrastó con la dinámica en primas (+10%) y reservas (+12.1%) y estuvo muy afectado por un ambiente de tasas de interés persistentemente bajas. Para el 2014, Fitch estima que la contribución de las inversiones en las ganancias del sector continuará desafiada por la relativamente amplia posición de inversión en renta variable en algunas grandes aseguradoras y por el ambiente de tasas bajas de interés.

Los cambios que promoverá Solvencia II

La aplicación de Solvencia II tendrá un impacto importante en el requerimiento de capital, así como en la plataforma y procesos internos de las compañías para cumplir con las nuevas exigencias de modelación e información, apunta el informe de Fitch. Este impacto dependerá en gran medida de la gradualidad y la forma como se irá aplicando. Además, la agencia anticipa que, adicional a la posible consolidación que pudiera incentivar, el mercado también podría abordar el nuevo requerimiento optimizando su libro de negocios, mediante un mayor uso del reaseguro o, a través de cambios en el perfil de riesgo de sus activos entre otras opciones, que les permitan minimizar el incremento en el capital requerido.

Consulte el informe completo aquí.