En esta entrevista, el presidente de la APF, Jan Müller, explica las razones de la elección de Madrid como sede (“España es uno de los mercados más importantes para nuestras líneas de negocios y mantiene sólidos vínculos comerciales con Latinoamérica”), los retos del mercado latinoamericano de Fianzas (destacando dos cuestiones: “el aumento de la inflación y un nivel de inversión pública que, en algunos países, sigue siendo bajo si se lo compara con años anteriores”) y hace balance de sus dos años en el cargo, en el que, reconoce, ha centrado su gestión en un claro objetivo: mejorar de manera perceptible el servicio a los miembros con un menor costo.

‘BDSAL.’.- ¿Cuáles son los “platos fuertes” sobre los que versará la XXX Asamblea de la APF-PASA de Madrid?

JAN MÜLLER.- La Asociación Panamericana de Fianzas es una entidad de carácter internacional que hoy reúne a más de cien compañías que operan en Fianzas y seguro de Crédito de más de treinta países. Fue fundada en 1972 por un grupo de afianzadoras latinoamericanas. Con el tiempo, ha expandido sus actividades y hoy representa a compañías especializadas en seguros y reaseguros no solo de América Latina, sino también de Europa, América del Norte y Asia. Para responder a los intereses de sus miembros, ofrece, en su Asamblea Anual, una plataforma para presentar y debatir los temas de mayor actualidad del sector. Por lo general, la intención es ofrecer un conjunto equilibrado de cuestiones del mercado latinoamericano, por un lado, y novedades del ámbito mundial, por el otro.

Este año, en el encuentro de Madrid el foco estará puesto en las perspectivas a futuro de las Fianzas y el seguro de Crédito a nivel mundial, en un momento en que los países muestran una moderada recuperación desde el punto de vista económico, aunque en el aspecto geopolítico se percibe cierta inestabilidad. Además del panorama sobre las tendencias en diversas regiones, se pondrá el acento en las novedades del sector en España, el país anfitrión, así como en América Latina. En ese sentido, se hará referencia a nuevos productos y se expondrá la experiencia de contratistas españoles que operan tanto en España como en Latinoamérica.

Junto con una actualización sobre las tendencias y novedades que se observan en los mercados ya establecidos, siempre buscamos informar acerca de los mercados donde nuestros productos están aún en su etapa inicial. En esta ocasión, se hablará sobre la actividad afianzadora en China, un país donde la fianza es relativamente nueva dentro del ámbito asegurador.

Asimismo, se presentarán las novedades en cuanto al marco regulatorio y jurídico que rige nuestra industria. En esta oportunidad, se hará referencia a “Chapter 11”, un capítulo de la ley de quiebras de los Estados Unidos. Dado que las situaciones de insolvencia o similares representan un importante disparador para la protección que ofrece nuestra industria, el “Capítulo 11”, que permite a las empresas reorganizarse mientras se mantiene activo el negocio y se paga a los acreedores, constituye un tema de suma relevancia.

Por último, pero no por ello menos importante, los comités de trabajo de la APF presentarán sus informes sobre las actividades desarrolladas en el año y sus proyectos para el próximo período. Cabe destacar que los oradores y los integrantes de paneles y mesas redondas son altos ejecutivos de nuestro sector. 

‘BDSAL.’.- ¿Por qué han elegido la capital española para la convocatoria?

JAN MÜLLER.- Cada dos o tres años, la Asamblea se lleva a cabo fuera de América Latina. En esta ocasión, hemos escogido la ciudad de Madrid porque España es uno de los mercados más importantes para nuestras líneas de negocios y mantiene sólidos vínculos comerciales con Latinoamérica. Asimismo, ofrece muchas ventajas en cuanto a logística y resulta de fácil acceso desde todos los puntos del planeta. ¡Sin olvidar que Madrid es una ciudad muy bonita!

Retos del mercado de Fianzas

‘BDSAL.’.- ¿ Qué retos principales debe afrontar el mercado latinoamericano de Fianzas?

JAN MÜLLER.- En las últimas décadas, el negocio tuvo en general un desarrollo muy bueno, con resultados positivos. No obstante, la caída de los precios de los commodities a nivel mundial, junto con algunas circunstancias complicadas en el campo político, han causado una desaceleración en el ritmo de crecimiento de los últimos dos o tres años. Hoy en día, tras cierta consolidación y la aplicación de reformas de índole económica y política, sumadas a una suba en el precio de los commodities, la actividad económica está repuntando nuevamente. Como resultado de ello, retornan las inversiones y aumenta la demanda de los productos de fianza.

De acuerdo con este panorama, se podría esperar en 2018, para toda la región de Latinoamérica, un moderado aumento de las primas del orden de un dígito. Pese a estas perspectivas favorables, algunos mercados seguirán enfrentando situaciones complicadas. En este sentido, se pueden mencionar dos cuestiones importantes: el aumento de la inflación y un nivel de inversión pública que, en algunos países, sigue siendo bajo si se lo compara con años anteriores.

‘BDSAL.’.- ¿Se está adaptando el mercado a los profundos cambios que se están registrando en la demanda con productos adecuados? ¿De qué manera se innova?

JAN MÜLLER.- Si se observan los requerimientos del mercado y la demanda de los clientes, podemos decir que, sin duda, algunas necesidades están cambiando, pero otras se mantienen prácticamente igual. Por ejemplo, la seguridad financiera, la confiabilidad y la orientación al cliente siempre han sido factores clave y es muy probable que sigan siendo esenciales para los socios comerciales en nuestros mercados. Hay otras demandas que sin duda se están acentuando, por ejemplo, la expectativa de los clientes en cuanto a contar con procesos ágiles y rápidos, y con un completo y eficaz clausulado en la póliza de seguro y reaseguro. En este aspecto, la industria se muestra muy activa y trabaja en diversas iniciativas que apuntan a mejorar la calidad y eficiencia de nuestros productos con la ayuda de la digitalización de procesos.

Balance de dos años de gestión

‘BDSAL.’.- ¿Qué balance puede hacer de su mandato como presidente de la APF en estos dos años que ahora se cumplen?

JAN MÜLLER.- Nuestro objetivo fue, en gran medida, mejorar de manera perceptible el servicio a los miembros con un menor costo. Uno de los principales proyectos consistió en ampliar y optimizar la oferta de capacitación que brinda la Escuela PASA, la cual ofrece cursos sobre temas de fianzas y seguro de crédito en forma de talleres presenciales y también con el formato a distancia o e-learning. Además, constantemente tratamos de mejorar el nivel de nuestras conferencias eligiendo temas de suma actualidad y adaptando el estilo de las presentaciones a las necesidades presentes. Como punto de partida para alcanzar estos objetivos, hemos fortalecido la estructura de nuestros comités de trabajo, los cuales analizan temas de fianzas, seguro de crédito, formación y asuntos legales.

Esta decisión también contribuyó a estrechar la relación de la APF con otras asociaciones: en cuanto a las fianzas, la APF es hoy miembro de la International Surety Association (ISA), lo cual seguramente nos ayudará a difundir nuestros productos y las novedades destacadas del mercado fuera de Latinoamérica; respecto al seguro de crédito, hemos fortalecido nuestro vínculo con ALASECE ‒una asociación que fomenta este producto en América Latina‒ mediante la incorporación en nuestro Comité de Crédito de un representante de dicha entidad como miembro permanente. Asimismo, el creciente interés en nuestra Asociación por parte de aseguradoras de todo el mundo, un número cada vez mayor de asistentes a la Escuela PASA y el aumento en la cantidad de participantes en nuestros eventos nos impulsan a encaminarnos hacia el futuro siguiendo el camino que he mencionado.