De acuerdo con las cifras ofrecidas por la contraloría General de la República, los primeros cuatro meses del año, el valor total de las primas ascendió a 445.224 millones de dólares, mientras que en 2014, la cifra fue de 435.126 millones de dólares, creciendo un 2,4%. Sin embargo, este crecimiento está por debajo del que la actividad comercial que logró el año pasado, que fue de un 9,3%.
Las cifras oficiales demuestran que el bajo crecimiento se produjo por la disminución en segmentos como el de accidentes personales (-0,9%), incendio y multirriesgos (11,7%), ramos técnicos (-22,3%), transporte de carga (-9,0%) y los de responsabilidad civil, robo y otras primas (-9,4%), informa ‘Panamá América’.

Contrario a este panorama, los sectores que mantuvieron el indicador positivo fueron vida individual (un 13,8%), salud (un 3,5%), colectivo de vida (un 11,3%), automóviles (un 11,5%), fianzas (un 13,7%) y siniestros brutos incurridos (un 2,75%).

Pablo De La Hoya, gerente de la aseguradora ACERTA, aseveró que año tras año, el mercado del seguro crece de la mano de la economía. “Si la economía se acelera, el mercado se acelera y si la economía se desacelera, el mercado igual”, dijo. Agregó que “si vemos rubro por rubro, nos damos cuenta de que las fianzas han sido las más afectadas”. Asimismo, detalló que gran parte del segmento de fianzas en Panamá tiene que ver con las construcciones. “Si no hay obras que empiezan, entonces no se pueden emitir las fianzas”, precisó.

De La Hoya sostiene que el mercado de seguros de autos ha crecido porque las ventas de los mismos se mantienen, además de que existe una obligación por ley de estar asegurados. “Van a haber rubros que se mantienen por necesidad o porque la ley así lo solicite”, afirmó. Mientras, los grupos que son accesorios a otras transacciones financieras dependen de que esas transacciones se den.