“En Ecuador las aseguradoras privadas no asesoran a los bienes de Estado”

Posted by on Abr 28, 2016 in América Latina, Noticias |

Carlos Sandoval, representante de la Asociación Nacional de Corredores de Seguros:

Carlos Sandoval, representante de la Asociación Nacional de Corredores de Seguros, ha declarado que aunque no tienen cifras exactas, existe capacidad en el sector asegurador para hacer frente al terremoto del pasado 16 de abril y que afectó especialmente a las regiones de Manabí y Esmeraldas.
terremotoSegún el directivo, aunque no se conoce el número de pólizas que deben activarse, se tiene previsto que se presenten tres escenarios: la póliza de daños propios, que tiene cobertura en terremotos, temblores y erupción volcánica, una segunda que es por afectación donde está el seguro de vehículos y un tercero que cubre a las personas. "Pensamos que la que más se activará es la de reposición de vehículos, pero por ahora no ha pasado", asevera el directivo. Estas cuestiones se trataron durante una asamblea de la Comisión de Régimen Económico y Tributario de la Asamblea Nacional, según recoge 'Ecuador Inmediato'. En sus declaraciones, Carlos Sandoval, recordó a los asambleístas que se "debemos hacer una diferencia entre la pérdida total y lo que deben cancelar las aseguradoras. También hay que recalcar que en Ecuador las aseguradoras privadas no asesoran a los bienes de Estado". Los corredores de seguros trabajan para tener listo los informes preliminares de pérdidas. En aproximadamente 20 días tendrán una cifra aproximada del valor que indemnizarán las compañías privadas. "En Guayaquil y Quito, que es en donde se concentra la mayor cantidad de seguros, no existen mayores afectaciones, por lo que creemos que se podrá hacer frente a la situación con solvencia. Si no tendríamos los reaseguros, sería imposible hacerlo, pero existen", concluyó Sandoval. Correa pide buscar a los responsables de las “construcciones de pésima calidad” El presidente Rafael Correa ha declarado este lunes que quiere buscar a los responsables de las “construcciones de pésima calidad” que colapsaron en el potente sismo del 16 de abril en la costa ecuatoriana, con un saldo de 655 muertos, 17.000 heridos y casi 50 desaparecidos. “Ahora viene la etapa de reconstrucción y reactivación, pero también, de responsabilidades. Cientos de vidas se han perdido por construcciones de pésima calidad. Ni siquiera se cumplieron las normas de construcción anteriores, mucho menos exigentes que las actuales”, escribió Correa en su cuenta de Twitter. “El país tiene que saber los nombres de quiénes por ahorrar unos centavos construyeron trampas mortales, así como de las autoridades que lo permitieron. No podemos dejar que esto en un año se olvide. Todo ciudadano debe preguntarse: ¿y si ocurriera aquí?, y Exigir a su alcalde que se cumplan las normas de construcción”, agregó en varios mensajes colgados en las redes sociales y que publican los medios del país.  
Debemos hacer una diferencia entre la pérdida total y lo que deben cancelar las aseguradoras. También hay que recalcar que en Ecuador las aseguradoras privadas no asesoran a los bienes de Estado
El sismo, de 7,8 grados y con epicentro en Pedernales (estado Manabí, oeste) redujo a escombros populares zonas turísticas y destrozó unas 10.000 edificaciones total o parcialmente, bajo las que murieron centenares de personas. En seis meses habrá un informe final sobre el costo de los daños. El mandatario ya advirtió que podría ser de 3.000 millones de dólares, lo que representaría unos dos o tres puntos porcentuales del Producto Interno Bruto (PIB).