Coincidiendo con la presentación de sus cuentas de los seis primeros meses del año, MAPFRE dio a conocer la pasada semana su informe anual sobre su Market Consistent Embedded Value o valor intrínseco del negocio. Esta magnitud, que el pasado año ascendió a 7.350,6 millones de euros, experimentó el pasado año un crecimiento del 61,6%.

  • La cifra total se desglosa en un patrimonio neto ajustado de 2.596 millones, un 30% más que en 2016, y un valor del negocio en vigor de 4.754 millones, que crece en el año un 86,3%.

    El grupo explica estos incrementos, por un lado, por la incorporación de los negocios de Vida y Decesos de MAPFRE PERÚ VIDA y los negocios de Vida del grupo en Brasil (MAPFRE PREVIDENCIA, BB MAPFRE SH1 PARTICIPAÇÕES y MAPFRE BB SH2 PARTICIPAÇÕES). Por otro, por la mejora de los márgenes financieros netos de riesgo de crédito en productos de ahorro de Vida en España.

    Cabe reseñar, además, que el ratio de retorno sobre valor intrínseco se eleva al 18,5%, es decir, 8,1 puntos más que en 2016, mientras que el margen sobre nueva producción fue del 7,2%, tras subir en el año cuatro puntos porcentuales.