Carlos Chiriboga Moncayo, presidente de la Federación Ecuatoriana de Empresas de Seguros (FEDESEG)

entrevista-fides-carlos-chiriboga

“Los seguros de personas y familias tienen un gran potencial, especialmente después del excepcional trabajo desarrollado por las empresas de seguros como consecuencia del terremoto del 16 de abril pasado. Eso sí, hay que saber capitalizar ese nivel de confianza de la población y en esta tarea deseamos acompañar al mercado”. Esta es una de las valoraciones del presidente de la Federación Ecuatoriana de Empresas de Seguros (FEDESEG), Carlos Chiriboga Moncayo, en esta entrevista exclusiva, en la que revela asimismo algunas de las múltiples lecciones aprendidas de este siniestro, que define como “el peor” al que ha tenido que hacer frente la industria aseguradora del país en toda su historia. En este sentido, detalla que “FEDESEG puso en marcha el protocolo de acción para el desempeño gremial después de una catástrofe, liderando un proceso de coordinación con las autoridades del gobierno central y regionales sobre la actuación de las aseguradoras tras el siniestro, también el manejo oportuno y transparente de la información y la comunicación con todos los stakeholders. Esto fue clave para fortalecer la confianza del usuario y las autoridades en el sistema, lo que ha permitido un desarrollo de sus actividades sin sobresaltos”.

‘Actualidad Aseguradora América Latina’ (en adelante ‘A.A.A.L.’).- ¿Cuál es el rol y las metas que busca cumplir la FEDESEG dentro del mercado asegurador? ¿Y de cara a la sociedad?

CARLOS CHIRIBOGA.- El principal rol es la adecuada representatividad del sector asegurador ante todos sus stakeholders, con el objetivo de promover acciones que tiendan al fortalecimiento de la industria. Además brindamos servicios para mejorar la capacitación del sector y espacios para discutir entre todos los principales temas de interés.

‘A.A.A.L.’.- Acaba de ser elegido presidente de la Federación ¿qué objetivos tiene marcados como prioritarios en su agenda presidencial?

CARLOS CHIRIBOGA.- Entre mis objetivos principales destaca fortalecer el rol de representatividad y además definir un plan estratégico para ayudar a la industria a su fortalecimiento, así como a su crecimiento.

‘A.A.A.L.’.-  En líneas generales, ¿cómo se está desarrollando la actividad aseguradora en su mercado durante este ejercicio? ¿Qué previsiones manejan de cierre del año?

CARLOS CHIRIBOGA.- El país está en recesión y esto se siente en todos los sectores de la economía. El sector de los seguros no es la excepción. Tenemos un crecimiento negativo del orden del 5% y un resultado menor en un 15% respecto del año pasado. Estos parámetros se esperan se mantengan al término de 2016.

‘A.A.A.L.’.-  ¿Qué líneas y negocios están teniendo mejor comportamiento? ¿Cuáles, por el contrario, necesitan un impulso?

CARLOS CHIRIBOGA.- Por el lado de las ventas, las líneas de vida grupo, incendio y responsabilidad civil han tenido un crecimiento importante. No ocurre lo mismo con las de vehículos, que es la de más peso en el mercado, fianzas, ramos técnicos y accidentes personales.

Por el lado del resultado técnico, destaca el comportamiento de los ramos de vida grupo y accidentes personales, es decir, cobertura de personas y también fianzas, las que ayudan en gran medida a sostener la utilidad técnica del mercado, que en términos relativos ha decaído en un 10%, por el mal desempeño de casi todas las otras líneas de negocio.

‘A.A.A.L.’.-  ¿Cuáles son los principales retos y oportunidades a los que se enfrenta la industria aseguradora ecuatoriana?

CARLOS CHIRIBOGA.- Pensamos que los seguros de personas y familias tienen un gran potencial, especialmente luego del excepcional trabajo desarrollado por las empresas de seguros como consecuencia del terremoto del 16 de abril pasado. Hay que saber capitalizar ese nivel de confianza de la población y en esta tarea deseamos acompañar al mercado.

El terremoto costará al mercado unos 600 millones de dólares

‘A.A.A.L.’.-  Uno de los mayores retos que ha tenido este año el mercado ha sido actuar ante el devastador terremoto que agitó el país el pasado mes de abril. ¿De qué forma ha afectado el siniestro al sector? ¿Cuáles ha sido las medidas tomadas desde la FEDESEG y el Seguro en general para hacer frente a este siniestro?

CARLOS CHIRIBOGA.- Efectivamente, el terremoto ha significado atender miles de casos y desembolsos que, con diferencia, lo sitúan como el peor siniestro de la historia del Seguro en el país. En virtud al cumplimiento de las normas de solvencia y al apoyo del reaseguro internacional, el impacto neto de la pérdida para las aseguradoras locales ha sido dentro de las capacidades que pueden asumir, por lo que no se aprecia una afectación mayor al sistema.

FEDESEG puso en marcha un protocolo de acción para lograr el desempeño gremial después de una catástrofe y también ha liderado un proceso de coordinación con autoridades de los gobiernos centrales y regionales sobre la actuación de las aseguradoras tras el terremoto, así como también en el manejo oportuno y transparente de la información y la comunicación con todos los stakeholders. Esto fue clave para fortalecer la confianza del usuario y las autoridades en el sistema, lo que ha permitido un desarrollo de sus actividades sin sobre saltos.

‘A.A.A.L.’.-  ¿Cuáles son, a la fecha, las cifras de los siniestros gestionados y los pagos realizados por el mercado asegurador?

CARLOS CHIRIBOGA.- A los seis meses de la tragedia, las empresas de seguros han atendido 35.000 casos, los que han sido finiquitados en un 84%. Eso ha significado que se hayan indemnizado más de 260 millones y existen reservas por otros 340 millones. Se estima que el costo total del sismo costará al mercado unos 600 millones de dólares. El gobierno ha estimado las pérdidas económicas totales en aproximadamente 3.300 millones de dólares.

‘A.A.A.L.’.-  ¿Cuáles son las lecciones aprendidas tras este siniestro?

CARLOS CHIRIBOGA.- Que debemos estar preparados para este tipo de eventos, especialmente por la exposición a riesgos catastróficos que tiene nuestro país. Para la sociedad es la misma experiencia. Debemos mejorar nuestros sistemas de tratamiento de riesgos para hacer frente a siniestros como en el caso del terremoto.

Competitividad, innovación y nuevas tecnologías

‘A.A.A.L.’.- La Federación es muy activa en las redes sociales (Facebook, Twitter, LinkedIn,…) acercando así el Seguro al ciudadano, ¿Qué respuesta están teniendo? ¿Cuál cree que será el futuro de las redes sociales en el mercado asegurador?

CARLOS CHIRIBOGA.- Las redes sociales son cada vez más importantes en la acción de comunicar a la sociedad en general o a un target de audiencia específica. El correcto uso permite construir confianza y un usuario más educado en materia de seguros y prevención.

‘A.A.A.L.’.- ¿Qué papel vislumbra tendrán a futuro los distintos canales de distribución en el mercado ecuatoriano? ¿Están adaptadas las compañías a las nuevas tecnologías y apuestan por su desarrollo al respecto?

CARLOS CHIRIBOGA.- Esto es algo que se está construyendo con las autoridades del sector. Estamos promoviendo un marco regulatorio que fomente el uso de mecanismos tecnológicos que promuevan y mejoren la capacidad de distribución de los seguros y la prestación de los servicios. Definitivamente es el futuro de los mercados y el sector asegurador ecuatoriano está dando pasos para ese desarrollo. En nuestra estrategia futura tenemos el desarrollo de acciones para fomentar la competitividad del sector y promover la innovación, sustentado en nuevas tecnologías.

Promover los seguros inclusivos entre la sociedad

‘A.A.A.L.’.- ¿Están surgiendo en el país nuevos productos adaptados a las necesidades actuales de la población? ¿Cuáles cree que ganarán mercado en el futuro?

CARLOS CHIRIBOGA.- Hay iniciativas de seguros masivos e inclusivos que han demostrado ser favorables para la protección de la población. Un ejemplo de esto es que aproximadamente un tercio de los fallecidos a consecuencia del terremoto del 16 de abril pasado, contaban con algún seguro que protegía su vida, lo que ha permitido a sus beneficiarios recibir alguna indemnización que les ayude en estos momentos difíciles. Hay que fortalecer estas iniciativas pero es necesario el apoyo gubernamental, tanto desde el marco regulatorio como en mejorar la cultura de aseguramiento.

‘A.A.A.L.’.- Para fortalecer estas iniciativas, cómo se puede desarrollar el mercado de microseguros en el país ¿Qué otros canales de distribución se pueden potenciar para promover la contratación?

CARLOS CHIRIBOGA.– La normativa actual no es muy favorable para un mayor desarrollo, pero estamos en conversaciones con las autoridades para su actualización. Existen muchas oportunidades para nuevos canales, pero se necesita de una legislación más moderna, especialmente en temas como desarrollo de nuevos mercados y canales, así como en la operatividad necesaria para atenerlos y brindar el servicio.

‘A.A.A.L.’.-  Ecuador es un mercado en el que hay mucha competitividad ¿hay sitio para todas las compañías? ¿Cómo afecta esta concentración a las diferentes líneas de negocio?

CARLOS CHIRIBOGA.- El hecho de que existen 34 aseguradoras hace que el mercado sea muy competitivo, pero eso también ha motivado a las empresas a construir nichos y valores que les permiten atender a sus clientes de la mejor manera. La reforma a la Ley de Seguros de 2014 promueve de alguna manera una mayor consolidación del mercado, pero esto se verá de aquí a unos años.

‘A.A.A.L.’.-  ¿Cómo valora el atractivo del mercado para el capital extranjero, que ha propiciado por ejemplo la llegada de varias entidades españolas en los últimos tiempos? ¿Qué ramos y tipo de negocio tienen mayor atractivo al respecto?

CARLOS CHIRIBOGA.- Este mercado tiene algunos incentivos, principalmente por su larga historia de crecimiento sostenido y de doble dígito desde el año 2000, que se ha visto truncada por la crisis generalizada de la economía desde 2014, pero que estoy seguro de que encontrará su ruta en los años siguientes. Esto está sostenido por una demanda fuerte en seguros de personas y familias. Pero es necesaria una política de Estado clara respecto a la inversión extranjera, que brinde seguridad jurídica y a su vez, ofrezca oportunidades para el desarrollo. Esto redundará en mayor interés de inversión, creación de fuentes de trabajo e ingresos al fisco.

Trabajar junto al Gobierno para promover los seguros

‘A.A.A.L.’.- En temas regulatorios, desde el sector se ha mostrado preocupación por medidas más restrictivas en cuanto a poder ampliar el capital o constituir un fondo por posibles insolvencias de compañías aseguradoras ¿qué opinión le merecen estas medidas?

CARLOS CHIRIBOGA.- Ecuador es el único país del mundo con un fondo de seguro para otorgar liquidez en el caso de liquidación forzosa de una empresa y que esta pueda pagar los siniestros pendientes a esa fecha. A tenor de las nuevas tendencias regulatorias sobre solvencia, que son mucho más estrictas en esta materia, nos parece innecesario la existencia de este fondo, más aún que se obligue al sector asegurador a tener que asumir el costo de su financiamiento. No fue un proyecto debidamente estructurado y discutido, por lo que creemos que debe ser replanteado completamente.

‘A.A.A.L.’.- ¿Qué otros temas regulatorios pueden afectar al mercado asegurador a corto/medio plazo?

CARLOS CHIRIBOGA.- Deseamos desarrollar una agenda con las autoridades competentes y esta acción está en marcha. Estos incluyen aspectos tributarios y financieros, así como de desarrollo de mercados y productos. Esperamos contar con el apoyo gubernamental.

‘A.A.A.L.’.-  ¿En qué medida es necesario crear incentivos fiscales y medidas legales para el desarrollo del Seguro en el país?

CARLOS CHIRIBOGA.- Después del terremoto del 16 de abril está demostrado que el Seguro cumple un rol muy importante en tragedias como ésta. Es necesario incentivar la transferencia de dichos riesgos al seguro privado para que el gobierno se concentre en atender otro tipo de necesidades inmediatas de la población y no en pérdidas que pueden ser asumidas por este mecanismo. De hecho, hay toda una tendencia promovida por la UNCTAD para que las Pymes tengan un mejor acceso a los seguros y a la protección de sus riesgos, lo que también incluye acciones del Estado para conseguir estos objetivos. Los incentivos de este tipo se convierten en herramientas válidas que benefician a la estabilidad económica de todo un país.

Después del terremoto del 16 de abril se demuestra el rol del seguro. Es necesario incentivar la transferencia de dichos riesgos al seguro privado para que el gobierno se concentre en atender otro tipo de necesidades inmediatas de la población y no en pérdidas que pueden ser asumidas por este mecanismo

El futuro del mercado mira hacia la consolidación

‘A.A.A.L.’.-  Desde su punto de vista, ¿Cuáles cree que son los riesgos emergentes que debe identificar el sector asegurador? ¿Cómo combatirlos?

CARLOS CHIRIBOGA.- El más importante, por su dimensión, son los relacionados con el cambio climático, ya que se sienten sus efectos en la economía y la propia industria. Es necesaria la colaboración internacional para identificarlos y cuantificarlos claramente y empezar a enfrentarlos con mucha más decisión y sostenibilidad técnica.

‘A.A.A.L.’.- ¿Cómo visualiza el mercado asegurador y reasegurador ecuatoriano de aquí a cinco años?

CARLOS CHIRIBOGA.- Muy probablemente hablemos de un mercado con mayor consolidación, retomando su ritmo de crecimiento sostenido por el desarrollo de nuevos productos y mercados, fortalecido por normas de solvencia actualizada y con gran nivel de servicio a sus clientes.

“FEDESEG trata de participar en las iniciativas de FIDES para fortalecer el Seguro regional”

‘A.A.A.L.’.-  ¿Cuál es su papel como representante de FEDESEG dentro de FIDES?

CARLOS CHIRIBOGA.- FEDESEG trata de participar en las iniciativas de FIDES para fortalecer el Seguro regional. Estamos presentes en varios grupos de discusión sobre temas de interés general, lo que nos genera un input importante para nuestra gestión, y también la posibilidad de aportar al mercado global.

‘A.A.A.L.’.- ¿Qué les aporta pertenecer a FIDES?

CARLOS CHIRIBOGA.- Fundamentalmente: Intercambio de experiencias con los demás países; Discusión en foros técnicos sobre temas de total actualidad para el sector; y Representación ante las autoridades supra nacionales que tienen gran influencia en la definición de normativas que se aplican en la industria.

‘A.A.A.L.’.- ¿Cuáles son los servicios que más utilizan y más valoran?

CARLOS CHIRIBOGA.- Los grupos de intercambio y discusión son un mecanismo muy importante para estar al tanto de lo que pasa en la región y el mundo. También la coordinación que hace FIDES sobre consultas específicas para conocer la situación regional sobre estos tópicos de interés.