Las principales aseguradoras globales se unieron el sábado para realizar un llamamiento a los Gobiernos con el objetivo de concienciar y de unir esfuerzos para construir una “resiliencia” frente a los desastres naturales. Hay que subrayar que el promedio de pérdidas económicas derivadas de los desastres naturales en la última década supusieron una cantidad de alrededor de 190.000 millones de dólares anualmente, lo que para el sector de seguros ha supuesto de media una pérdida de 60.000 millones.
El documento de ‘La Declaración de Unión de Desastre Resiliencia’ (‘United for Disaster Resilience Statement’) ha sido presentado en la inauguración de la Tercera Conferencia Mundial organizada por la ONU sobre la Reducción del Riesgos por Desastres impulsada por las principales aseguradoras, los miembros de UNEP FI- Principios para Seguros Sostenibles (PSI por sus siglas en inglés), la mayor iniciativa de colaboración entre la ONU y la industria de seguros.

La declaración hace hincapié en que la industria de seguros está en condiciones de comprender el impacto económico y social de los desastres, dado que su actividad principal es entender, gestionar y llevar a riesgo. También pone de relieve el valor de la reducción del riesgo de desastres, especialmente en el contexto de la adaptación al cambio climático, y la necesidad de la mitigación de este cambio climático. Por último, se acoge con satisfacción la inclusión del sector privado en el nuevo marco global para la reducción del riesgo de desastres, el cual se espera que se adopte en la actual reunión en Sendai.

Achim Steiner, subsecretario general de la ONU y director ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), asevera que “la colaboración público-privada es clave para el éxito de los esfuerzos en construir comunidades resistentes a los desastres”. Por ello, aplaude la iniciativa demostrada por la industria de seguros, “desde el lanzamiento de estos Principios, un hito para el Seguro Sostenible en la conferencia Río + 20 así como los fuertes compromisos hechas, aquí, en Sendai”, agrega. “Los desastres socavan los logros del desarrollo. La construcción de la capacidad de recuperación frente a desastres naturales, agravada por el cambio climático, es una prioridad mundial que requiere una acción decisiva y urgente por parte de múltiples actores en todos los niveles “, concluyó.

Para Michael Morrissey, presidente y director ejecutivo de la Sociedad Internacional de Seguros, la firma de esta declaración cimienta que “la gestión del riesgo es fundamental para el objetivo de la industria de seguros. Reconociendo el papel único de la industria de seguros como los gestores de riesgos, los portadores de riesgo y los inversores institucionales es clave para aprovechar todo su potencial en la gestión del riesgo de desastres, y en el apoyo a la transición hacia una economía sostenible. Esperamos fortalecer nuestra colaboración con la ONU en este año histórico para el desarrollo sostenible”.