“Existen muchas condiciones para que Chile se convierta en un centro financiero regional. La estabilidad macroeconómica y la existencia de un buen ambiente para hacer negocios lo avalan. Sólo se deben despejar algunas trabas legales, en particular tributarias, para dar el gran salto”, asegura Jorge Claude, vicepresidente ejecutivo de la Asociación de Aseguradores de Chile (AACH) en una entrevista publicada en ‘Funds People’. El experto añadió que “según rankings internacionales, el mercado de seguros en Chile es el más desarrollado y sofisticado de América Latina, y es reconocida internacionalmente como solvente e innovador”.
Tal y como destacó Claude “la industria aseguradora tiene un rol gravitante en el sistema previsional chileno y esperamos incrementarlo. Además, hemos sido una pieza clave en la masificación del Ahorro Previsional Voluntario (APV) en Chile, creando conciencia entre las personas sobre la importancia y el valor del ahorro”. Con una penetración de 4,2% del PIB y una densidad de casi 700 dólares per cápita, “la realidad aseguradora destaca claramente en el contexto de América Latina”. Actualmente hay 62 compañías de seguros, y ninguna tiene más del 12% del mercado. Al finalizar 2013, se registró en Chile 65 millones de seguros contratados, con primas por alrededor de 10.500 millones de dólares, y durante ese año se pagaron cerca de 15 millones de indemnizaciones, según los datos facilitados por la asociación.

Sin embargo, “la reforma tributaria plantea algunos cambios, que esperamos se revisen ya que tienen un impacto importante en la rentabilidad de las inversiones, que a su vez afecta a las pensiones que se pueden ofrecer”. Por ejemplo, afectará a las inversiones inmobiliarias que tienen las compañías de seguros, las cuales alcanzan 6.400 millones de dólares, y cuya rentabilidad (que hoy está en torno al 2,5%) podría caer en 70 puntos básicos con los cambios tributarios. En términos generales, “con cerca de 55.000 millones de dólares invertidos, casi un 15% de esa cartera está destinado a bienes raíces, sea para renta o para venta en leasing”, explica.