Impulsada por una mayor fuente de inversión a largo plazo, la industria aseguradora puede jugar un importante papel para moldear un futuro más sostenible. Esta afirmación fue realizada por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, durante la Cumbre del Sector Seguros de la ONU, enmarcada en el tercer día del Foro Global de Seguros de la Sociedad Internacional de Seguros (IIS por sus siglas en inglés). Por ello, instó a la industria a que muestre su fuerte liderazgo y una voz común con el objetivo de apoyar las iniciativas emprendidas por los líderes de la ONU para lograr hacer un mundo más sostenible para todos.
“Es un año crítico para la acción”, aseveró Ki-moon, que pone de relieve los principales eventos de la ONU , como es la Tercera Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo en Addis Abeba, el próximo mes de julio; así como una cumbre especial en Nueva York en septiembre en la que los Estados miembros se reunirá en pro del desarrollo sostenible para finalizar con una reunión de las partes en la convención sobre el cambio climático de la ONU el próximo diciembre en París.

“Con estos eventos tenemos una oportunidad histórica para colaborar hacia unas nuevas metas de desarrollo sostenible, así como para poner al mundo camino del largo plazo, bajar las emisiones de carbono e impulsar un crecimiento resistente al clima”, afirmó. Con los efectos del cambio climático y la aceleración de los desastres naturales relacionados con el clima cada vez más frecuentes e intensos, las personas y organizaciones de todo el mundo exigen liderazgo y acción, explicó.

“Se necesita el apoyo tanto del sector público como del sector privado”, reclamó el secretario general de la ONU, añadiendo que la industria de los seguros puede jugar un importante rol, en especial ayudando a aliviar la carga financiera asociada a los desastres y protegiendo a los más vulnerables. “El sector de los seguros está en buena posición para ser un líder en inversiones sensibles al riesgo”, subrayó, por ello, aseveró que la reducción del riesgo de desastres es una defensa de primera línea contra el impacto del cambio climático y es una forma inteligente de inversión rentable, de ahorro, así como para salvar vidas.

Por otra parte, remarcó que es el momento para la acción mundial sobre la capacidad de recuperación y reducción de riesgos, y puntualizó que no solo anticipan y absorben los riesgos climáticos, sino que también ofrecen una nueva forma y oportunidad para un desarrollo sostenible más seguro.

Compromiso de duplicar su inversión con el clima a finales de 2015

“La industria de seguros aceptó el reto en la Cumbre del Clima del pasado año de duplicar su inversión hacia los riesgos climáticos a finales de 2015. Debemos garantizar que los compromisos asumidos en la Cumbre están implementados”, declaró el Secretario General, instando a la industria a pensar más estratégicamente sobre cómo los riesgos climáticos pueden reducirse, así como para ajustar sus inversiones en consecuencia, trabajar con los gobiernos, especialmente en los países en desarrollo, para ayudar a llevar a cabo estos cambios.

“Han visto el trágico aumento del coste humano de los fenómenos meteorológicos extremos. Saben el precio económico de estos desastres. Os hago un llamamiento para que mostréis un liderazgo aún más fuerte y que exprese su apoyo en París en un acuerdo ambicioso, instando a los participantes a prestar atención al ejemplo que muestran los de líderes de la industria, como por ejemplo AXA, que recientemente se comprometieron a descarbonizar sus activos”, manifestó dirigiéndose al público. Por ello, para finalizar su discurso animó a las compañías a “aumentar las inversiones en infraestructura baja en carbono resistente y crear las herramientas financieras innovadoras que harán que los mercados funcionen para un clima más seguro”.