Aseguradoras y reaseguradoras están recurriendo cada vez más al ‘Big Data’ de satélites, redes sociales e incluso las ventas de cigarrillos en las gasolineras para ayudar a identificar los riesgos y construir mejores perfiles de los clientes. Las compañías esperan que este análisis en tiempo real de los datos sobre el comportamiento de las personas les permita proyectar las potenciales reclamaciones por daños y afinar los precios de los seguros, para ajustarlo mejor al riesgo cubierto. Además, puede servirles de ayudará frente a posibles fraudes.
El ‘Big Data’ ha sido este año el tema elegido para la conferencia central del Rendez-Vous de Montecarlo, que se celebra durante esta semana.

Las aseguradoras vienen luchando durante mucho tiempo con información errónea sobre las formas de las pólizas y las reclamaciones, explicó uno de los ponentes de la conferencia, Maurice Tulloch, director general de Seguros Generales de AVIVA de Reino Unido e Irlanda, que tiene cerca de 500 profesionales que trabajan en el análisis de datos. “De los datos que obtenemos, un tercio de ellos generalmente son incorrectos”, añadió en referencia a la recogida de datos tradicional, según informa ‘Reuters’.

La cantidad cada vez mayor de datos disponibles para el análisis puede plantear cuestiones de privacidad, aunque, en su mayor parte, la industria aseguradora busca estudiar minuciosamente los datos agregados sobre los comportamientos colectivos en lugar de información que se pueden vincular con las personas.

LAS REASEGURADORAS MÁS PEQUEÑAS, “MADURAS PARA LA CONSOLIDACIÓN”

Otro tema de debate estos días en Montecarlo está siendo las consecuencias que la competencia de precios y la menor demanda por parte de las aseguradoras pueda tener para aquellas reaseguradoras más pequeñas que carecen de un alcance global o un enfoque especializado. Los participantes en el encuentro coinciden en que estas reaseguradoras medianas, “están maduras para la consolidación”, informa Reuters.

El descenso de los precios de suscripción está recortando las ganancias de las compañías de reaseguro. Atrapadas en un mercado difícil, las reaseguradoras medianas pueden enfocarse en tener un mejor producto o en diversificación geográfica, comenta Tom Dawson, socio especializado en seguros del bufete estadounidense Drinker Biddle.

SCOR, muy activo en los últimos años en la compra de compañías y carteras, reconoce que no tiene planes para adquisiciones, pero que otros jugadores podrían no ser capaces de resistir. “Una vez que la pista de baile está abierta y la banda está tocando, a la gente le gusta bailar cuando ven a otros a bailar”, indica su presidente ejecutivo, Denis Kessler.

Standard & Poor’s (S&P) señala que las reaseguradores tienen posibilidades de lograr una rentabilidad sobre recursos propios (ROE) de solo el 9,7%, a la par de sus costes de capital y muy por debajo del promedio histórico de alrededor del 14%. “Alrededor de la mitad de los (23) reaseguradoras globales calificadas están más expuestos a las presiones competitivas y de rentabilidad que otros y podrían tener dificultades para defender sus posiciones competitivas o mantener su capitalización y rentabilidad”, dijo el analista de la firma Dennis Sugrue.