La escasa cobertura del seguro Obligatorio –apenas llega a los 100.000 pesos (7.720 dólares), cuando el coste de un accidente se eleva hasta los 4 millones (308.811 dólares)- será mejorada por los productos elaborados por las compañías de seguros privadas. Así lo considera Ángel Martínez, director general del Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi), quien reconoce que “la cifra es insuficiente pero consideramos que es un paso adelante, porque a partir de estos seguros las compañías aseguradoras estarán promoviendo coberturas más amplias”.
Se refirió también a las medidas para mejorar el sistema vial y evitar las muertes en accidentes de tránsito. Indicó que es fundamental contar con una oficina que coordine y aglutine todo lo que tiene que ver con la seguridad vial para todo el país.

El directivo añadió que uno de los problemas con los cuenta México para luchar contra estos siniestros es que las medidas no se acatan. Así, sanciones como las de hablar por teléfono móvil únicamente se aplican en la mitad de los Estados.

MÁS CULTURA DE SEGURO

Por su parte, el director de Siniestros de AXA MÉXICO, Alejandro González, indicó que la puesta en marcha del Seguro Obligatorio contribuirá a acercar a más personas a la cultura del seguro. Sobre el mismo indicó que la cobertura no es mala, dado que si se ponen tarifas altas se limita la contratación y los beneficios a personas que quieran contar con más protección.

Añadió que a través de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) se ha generado “un producto que atraiga a más personas para asegurarse. La cobertura cubre la mayor parte de los siniestros, quizá habrá accidentes más caros pero será mejor a no tener ningún tipo de protección”. Indicó también que desde la Asociación se busca la homologación del seguro obligatorio y estandarizado.

Cada año las carreras mexicanas absorben 30.000 accidentes graves, con un resultado de 5.000 muertes y unas pérdidas de materiales de alrededor de 34.000 millones de pesos (2.624 millones de dólares). Hay que recordar que en el país, sólo el 28% de los vehículos cuenta con un seguro.