Tras los últimos aluviones vividos en el norte del país arrasaron con gran parte de la infraestructura y construcciones de ciudades y poblados, e impactaron por la magnitud de la catástrofe a todo nivel. Por eso, se prevé que cerca de un 85% de los costes a cubrir se destinarán a empresas mineras y un 15% a viviendas y comercio. Tanto el gobierno como la Asociación de Aseguradoras de Chile (AACH) han cuantificado los daños de manera preliminar en unos 1.500 millones de dólares.
Según Jorge Claude, vicepresidente ejecutivo de la AACH, se estima que de ese total, las compañías de seguros cubrirían entre 400 y 450 millones de dólares, importe que equivale a la capitalización que hizo el gobierno hace un año en BancoEstado o lo que obtuvo como ganancia, hace algunos meses, la minera Freeport al vender las operaciones mineras Candelaria y Ojos del Salado a Lunding Mining, en la misma Región de Atacama.

“Aún tenemos un desafío en relación al aseguramiento de la infraestructura pública”

Desde la AACH explican además que una razón de por qué la cobertura de los seguros, cercana a un tercio de los costos totales de los aluviones del norte, no es mayor, se refiere al hecho de que “aún tenemos un desafío en relación al aseguramiento de la infraestructura pública: hospitales, escuelas y edificios públicos que, hasta hoy, se financian en su reconstrucción con cargo al presupuesto nacional, ya que no se aseguran. Las aseguradoras y reaseguradoras han demostrado, en su historia, solvencia y eficacia en la cobertura de estos siniestros, y estamos seguros que también podemos ser parte de la solución para la infraestructura pública”, explica Jorge Claude.

Un crecimiento del 3,5% previsto para 2015

También el gremio de aseguradoras explica que las primas no subirán necesariamente tras estas catástrofes, puesto que la lógica tarifaria está más en función de los reaseguros a nivel mundial. “Si en el mundo hay mayores catástrofes, las primas suben globalmente. Si recordamos lo que ocurrió con el 27F, las primas tuvieron una leve alza y, posteriormente, volvieron a ajustarse a la baja; por lo mismo, no parece que la catástrofe sea tan cuantiosa como para producir ese efecto”, dicen. Luego, agregan que “las compañías de reaseguros están preparadas para hacer frente por desastres entre 80 mil millones de dólares y 90.000 millones anualmente”.

De todas formas, para 2015 en la AACH se prevé un crecimiento de este mercado de cerca del 3,5%, en línea con un crecimiento del PIB que se podría situar en torno al 2,5%. El vicepresidente de la AACH sigue comentando que “en Chile hay 57 millones de seguros contratados para un país de 17 millones de habitantes, lo que da un promedio de más o menos tres pólizas por chileno (cuenta el seguro obligatorio del auto y los asociados a la hipoteca). Cada día más las personas están tomando más conciencia de tener protecciones. El país es más rico, las personas tienen más y, por lo tanto, tienen más cosas que perder”.