[Con acceso al informe] – Aunque el entorno económico mejoró solo ligeramente, el Seguro global ganó impulso en 2014, según refleja el último estudio sigma de SWISS RE, publicado ayer. Las primas directas totales suscritas crecieron un 3,7% hasta 4,7 billones de dólares ( billones de euros), después de haber permanecido estancadas el año anterior.
El ramo de Vida volvió a registrar un crecimiento positivo, con un aumento de las primas del 4,3 %, tras un descenso del 1,8% en 2013, y el negocio No Vida pasó de un crecimiento de las primas del 2,7% al 2,9%. Una característica notable del renovado impulso en el sector fue el comportamiento significativamente mejor de los mercados avanzados.

Más en profundidad, en el caso de Vida se produjeron considerables variaciones en el resultado del crecimiento de las primas entre las diferentes regiones. Por ejemplo, el fuerte crecimiento en Oceanía y los sólidos resultados en Europa Occidental y Japón compensaron sobradamente otro año de contracción en Norteamérica. En los mercados emergentes, las primas de Vida crecieron un 6,9%, comparado con el 3,6% en 2013.  Mientras, en los mercados avanzados las primas de Vida crecieron un 3,8% en 2014, continuando con un volátil patrón de crecimiento y contracciones desde 2010.

“A pesar de la aceleración en 2014, el total de las primas de seguro de Vida en los mercados avanzados se encuentra aproximadamente al mismo nivel que antes de la abrupta caída de los volúmenes en 2008”, afirma Kurt Karl, economista jefe de SWISS RE. “En 2014, -añade el experto- el aumento de las primas sobrepasó el del crecimiento económico, incrementando la penetración del seguro en los mercados avanzados, pero después de la crisis, las primas han estado creciendo a una tasa mucho menor que antes de la crisis económica”, añade.

No Vida también mejora pero no consigue alcanzar los niveles previos a la crisis

El crecimiento de las primas de No Vida ha ido mejorando gradualmente desde 2009, pero la media continúa siendo menor que en los años anteriores a la crisis, puntualiza el informe. También en No Vida el aumento de las primas globales en 2014 estuvo alentado por un comportamiento bastante favorable en los mercados avanzados. En Norteamérica, las primas subieron un 2,6% con relación al año anterior y en Europa Occidental las primas volvieron a registrar un crecimiento positivo (+0,6%) después de años de descenso y aletargamiento.

Por su parte, en los mercados emergentes, las primas crecieron un robusto 8% en 2014. El factor clave, explican desde SWISS RE, fue el continuado aumento en China, principalmente en los ramos de automotor, crédito y garantía y agrícola, y en India, donde una mejora de las expectativas empresariales y el crecimiento económico relanzaron las primas. Tanto en los mercados avanzados como en los emergentes, la tasa de crecimiento media anual de las primas no ha conseguido alcanzar el ritmo anterior a la crisis.

Las tasas de interés bajas continuarán afectando a la rentabilidad

La rentabilidad general del seguro de Vida mejoró ligeramente en 2014 impulsada por mercados de valores más fuertes, mayor crecimiento de las primas y esfuerzos para la contención de costes, revela el informe. Los resultados técnicos en No Vida fueron positivos, pero un poco más bajos que en 2013, ya que la experiencia de siniestros empeoró ligeramente y las contribuciones de las liberaciones de reservas del año anterior se redujeron. Tanto Vida como No Vida continuaron sufriendo tasas de interés bajas y la rentabilidad general del sector sigue estando por debajo de los niveles anteriores a la crisis. 

Acceso al informe completo de SWISS RE, en castellano (PDF)

(PULSAR SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIARLA)