“El seguro latinoamericano crecerá y, lo que es más importante, sabrá crecer bien”

Posted by on Mar 29, 2017 in Noticias |

Pilar González de frutos, presidenta de FIDES y UNESPA

La ciudad de Panamá acoge desde el lunes hasta hoy, 29 de marzo, el Congreso Internacional de COPAPROSE que además cumple 50 años. Dentro de los panelistas y ponentes al encuentro, ayer Pilar González de Frutos, presidenta de la Federación Interamericana de Empresas de Seguros (FIDES) disertó sobre ‘América Latina: región clave del Seguro a nivel mundial’.

En sus palabras aseveró que “en América Latina y el Caribe se generan 6 dólares y 70 centavos de cada 100 dólares de riqueza que se crean en el mundo. Esta cifra, 6,7%, es la importancia que debería tener el seguro latinoamericano en su conjunto, pero no la alcanza. He hecho una estimación de las tasas de infraaseguramiento de los países para los cuales he podido encontrar datos suficientes y mi conclusión es relativamente sorprendente”.

“Por extraño que pueda parecer –agrega- el infraaseguramiento no es más intenso en los mercados más débiles, sino en los mayores”. (El que mayores tasas de infraaseguramiento tiene es México, aproximadamente en un 1% del PIB; le siguen Brasil, con un 0,9%, y Colombia, con un 0,2%, tasa que prácticamente alcanza Perú. el resto de los países considerados tienen infraaseguramientos estimables en menos de 0,1 puntos de PIB). Pero para la presidenta de FIDES esto no debe ser un problema sino una oportunidad: “los datos o cálculos que se puedan hacer sobre el nivel de infraaseguramiento del área latinoamericana no hacen otra cosa que demostrar su potencial”.

Para Gonzalez de Frutos hay que tener en cuenta una premisa que han corroborado en el mercado español: “Las sociedades infradesarrolladas son sociedades poco aseguradas. Pero cuando las sociedades evolucionan y crecen, comienzan a asegurarse a un ritmo muy acelerado”. Un ejemplo que se constata con el mercado español que con motivo del 40 aniversario de UNESPA el próximo junio y en el que han ‘buceado’ en las estadísticas y se pone de manifiesto que “entre 1976 y el 2016, el ahorro gestionado en productos de vida confiado por clientes a nuestra industria se ha multiplicado por 97. Casi por 100, pues, les hablo en términos reales. El ahorro gestionado vida ha crecido a una tasa anual”.

El seguro crecerá de forma muy sustantiva y por encima de la propia economía

Para la presidenta de FIDES hay que tener en cuenta que la región tiene una fuerte variabilidad y que el mercado es un compendio de modelos distintos. “En el momento en el que la dinámica de renta disponible de los hogares latinoamericanos cambie un poco, pasando a liderar, por así decirlo, sus procesos de crecimiento, el seguro en el área entrará en ese proceso multiplicador al que me refería antes.Esto quiere decir que veremos crecer al seguro de forma muy sustantiva y por encima de la propia economía”. Algo lo cual en sí es lógico puesto que ya hemos visto que en el momento presente hay una situación de infraaseguramiento, detalla.

“La regulación del seguro siempre se moverá entre dos extremos: la prudencia y el marketing”

“Es fundamental que los gobiernos asuman el principio de que desarrollo y cohesión social y nivel de aseguramiento van intrínsecamente unidos”, afirma en su discurso Pilar González de Frutos. “Fortalecer uno es fortalecer el otro, y viceversa”, añade. “El desarrollo de la actividad aseguradora –continua- creo que éste es un mensaje importante que los aseguradores debemos ser capaces de expresar y modular; el desarrollo de la actividad aseguradora, decía, no tiene a los aseguradores como principales beneficiarios”.

Para la presidenta de FIDES es importante que los Supervisores sean conscientes de “su papel de portavoces del seguro dentro del ámbito público y es importante que ejerzan esa labor”. “Nosotros los necesitamos para que lo hagan pero, ¿saben qué? En realidad, son sus compañeros del sector público quienes más les necesitan. Hay una realidad que sirve muy bien para ejemplificar esto que acabo de afirmar: Las obligaciones de aseguramiento. Las economías latinoamericanas están claramente en el carril del desarrollo y la mejora de sus ratios económicas y sociales. Conforme pasen los años comenzarán a apreciar la multiplicación de obligaciones de aseguramiento”.

Ante esta realidad, recuerda González de Frutos que el seguro obligatorio nace del deseo de un gobernante nacional, de un ministro, de un gobernador regional o alcalde, que se encuentra con un riesgo que quiere evitar. y decide evitarlo escribiendo en un boletín oficial que las personas que se dediquen a tal o cual actividad, las personas que posean un bien de determinadas características, etc., deberán tener un seguro obligatorio.

En el discurso aseveró que a la institución aseguradora hay que darle un margen adecuado para dicho desarrollo: “La regulación del seguro siempre se moverá entre dos extremos: la prudencia y el marketing”.

El siglo XXI, el siglo del seguro latinoamericano

Creo que el siglo XXI va a ser, en términos económicos, el siglo de América Latina. Y eso quiere decir que también va a ser el siglo del seguro latinoamericano, afirma González de Frutos. Por ello, que las cosas se pongan de cara; “que la sociedad produzca agentes económicos y particulares necesitados de adquirir protecciones que puede ofrecerles el seguro, es una buena noticia, pero también es una responsabilidad. “El futuro va a traerle al seguro de la zona muchas demandas. Demanda de capacidad de servicio, demanda de capacidad financiera, de profesionalidad en la gestión empresarial, de excelencia en la solvencia. Como presidenta de FIDES aseguró que “el sector estará a la altura de esas expectativas y de esas demandas. Estamos convencidos de que la supervisión de seguros, desde su escalón más elevado de la IAIS hasta el nivel de cada supervisor local, también sabrá colaborar en la construcción de un entorno racional y equilibrado que permita el desarrollo solvente”.

América Latina es un área-reto por excelencia. Acusa tasas de infraaseguramiento y, al mismo tiempo, presenta en el futuro importantísimas potencialidades de crecimiento. El seguro latinoamericano crecerá y, lo que es más importante, sabrá crecer bien”, concluye González de Frutos.