Por segundo año consecutivo el mercado asegurador español vuelve su mirada hacia Latinoamérica. Una mirada con grandes expectativas y una finalidad clara, caminar hacia un desarrollo compartido. Este ha sido el título de II Foro Iberoamericano que ha contado con la colaboración de UNESPA, FIDES, el Consejo General de los Colegios de Mediadores de Seguros y COPAPROSE, así como con el apoyo como patrocinadores de MAPFRE, XL GROUP y MUNICH RE.
Si algo ha ganado el seguro Latinoamericano en estas últimas dos décadas es el nivel de resistencia; esa capacidad de resistir entornos cambiantes”, revela Pilar González de Frutos, presidenta de UNESPA y encargada de dar las palabras de bienvenida junto a José María Campabadal, presidente del Consejo General. Durante su discurso González de Frutos hizo hincapié en que el nivel de desarrollo y el de bienestar ya no están totalmente correlacionados y en que el reto demográfico del que solemos hablar más en los países desarrollados será más intenso en otras partes del planeta, “muy notablemente en Latinoamérica y el Caribe”. Una tendencia, ha remarcado, “en la que el seguro va a jugar un papel muy importante”.

Para Campabadal “sin entender las bases del desarrollo es imposible conocer las perspectivas de futuro, miramos el mercado latino con interés, pero antes -ha apuntado- es esencial conocer la normativa de cada país, la relación entre los corredores y la cooperación con las aseguradoras, ese es el principal papel para poder avanzar hacia un desarrollo compartido”.

“LA REGULACIÓN NO DEBERÍA SER UN OBSTÁCULO PARA EL DESARROLLO”

Sobre los ‘Desafíos del sector asegurador en América Latina y su incidencia en el desarrollo económico de la región o el papel’ versaba la ponencia de Raúl de Andrea, secretario general de FIDES y gerente general de la Asociación Peruana de Empresas de Seguros (APESEG), quien ha desgranado la situación actual del mercado latinoamericano, destacando el enorme potencial todavía de crecimiento dada su baja penetración.

Afirmó que los sectores aseguradores a nivel global, y en particular en Latinoamérica, demostraron que son sólidos y debe buscarse un equilibrio. De Andrea aseveró que para mantener el sector atractivo a la inversión local y extranjera se dependerá en gran medida de cómo se instrumente Solvencia II y de que se equilibren los requerimientos de capital. Un sector “que ha demostrado que no genera riego sistémico”, apuntó. “La regulación no debería ser un obstáculo para el desarrollo del sector. Hay que mantener atractiva la inversión, la industria debe cubrir las necesidades que requieren los cambios climáticos y demográficos, los desafíos tecnológicos y las tendencias que las clases sociales están generando”.

En su turno, Dave Sandeman, director de AXCO Insurance Information Services, de Grupo Wilmington, en su ponencia sobre ‘El sector asegurador en Latinoamérica, evolución y perspectivas del futuro’, partió de la pregunta de si el mercado asegurador de Europa es parecido al de América Latina. Reveló que a raíz de un análisis de los últimos diez años en el mercado de No Vida, sobre todo en Autos y Daños, la tendencia de crecimiento de esta última superaba de manera gradual al mercado europeo, principalmente por el hecho de que hay un gran boom demográfico en América Latina que hace que, unido a una clase media cada vez más consolidada, se augure un futuro de gran crecimiento para estos ramos.

“Las conclusiones a las que llegamos explican que las primas de seguros en dos o tres años ha aumentado en la clase de consumidores emergentes. Es la capacidad de influir de estos mercados que el PIB per cápita ha subido. La clase emergente explica este crecimiento y potenciará los seguros”, añadió.

LATINOAMÉRICA NO ES UNA, SINO MUCHAS

Recetas de éxito, consejos, algunos que otros tropiezos y, sobre todo, un mismo mensaje se han sentido durante las tertulias mantenidas tras las ponencias en las dos mesas redondas. La primera bajo el título ‘Compartir y trasladar experiencias’; con Rafael Casas, presidente de MAPFRE AMÉRICA; Bruno Laval, regional manager Iberia & Latin America de XL GROUP; y Matthias Marwege, director ejecutivo, División España, Portugal, Latinoamérica y Caribe de MUNICH RE. La segunda, sobre ‘Los puntos de vista profesionales sobre experiencias vividas en los mercados Latinoamericanos profesionales’, de la mano de Giulio Valz-Gen, gerente general de CONTACTO CORREDORES DE SEGUROS, asociado de APECOSE (Asociación Peruana de Empresas de Corredores de Seguros) y miembro de COPAPROSE; Sebastián Mata, director general de IBERSEGUROS; Recaredo Arias, director general de AMIS (Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros); Luis San Juan, Client & Distribution Leader-Iberia and Latin America en XL GROUP y Matthias Marwege. Fueron moderadas por Joaquín Ruiz Echauri, socio de Hogan Lovells y Joan Miquel Vicente, miembro de la Comisión Internacional del Consejo General, la segunda.

(En la imagen los tertulianos de la segunda Mesa Redonda: ‘Los puntos de vista profesionales sobre experiencias vividas en los mercados Latinoamericanos profesionales’)

Todos coincidieron en reseñar que Latinoamérica es una región enorme y cada país tiene sus propias instrucciones. Para hacer negocio en la región hay que “coger la maleta” y conocer el país, hablar con los gobiernos y reguladores, con los posibles socios y con la competencia, conocer a fondo el mercado. Una vez que se decide dar el paso de la internacionalización, apuntaron los directivos, hay que entrar para quedarse, con la idea clara de que para que algo funcione hay que permanecer y crear una relación de largo recorrido. Con algún que otro matiz, esta es la principal conclusión que se ha reflejado en las mesas redondas: tener una experiencia real en el mercado, adecuar productos a cada región y participar con socios locales que faciliten la entrada.

Todo lo acontecido ayer miércoles en la Semana del Seguro 2014, en el BDS Especial del evento, en este vínculo.

Vea el vídeo resumen del Foro de Alta Dirección Aseguradora, realizado por Seguros TV.