El consejero delegado de AXA España, Jean-Paul Rignault, fue el encargado de abrir las XXV Jornadas AXA y El Nuevo Lunes. En cuanto a las medidas que ayudarían a la construcción y fortalecimiento del segundo y tercer pilar del nuevo sistema de pensiones, mencionó la obligatoriedad de los sistemas de pensiones en las empresas y la ampliación de los límites de aportación a los planes de pensiones, si de verdad se cree en la complementariedad de los mismos.
Además, aseguró que el sector asegurador cuenta con la solvencia y experiencia necesarias para contribuir a su desarrollo. El sector, indicó, está muy lejos de ser una amenaza para nadie, si no que quiere ser un aliado del Estado para llevar a cabo todo esto. En este sentido reclamó también una mejora de la fiscalidad en el ahorro previsión puesto que es “sustancialmente mejorable”.

Aseguró que el problema del envejecimiento es uno de los desafíos más grandes de Europa; algo que tiene que ver directamente con las pensiones, puesto que cada vez habrá menos cotizantes de lo que se deduce una bajada de las mismas en los próximos años, advirtió. Y fue más allá al sostener que si se oculta esto se está haciendo un “flaco favor a todos como sociedad”.

Más información sobre la jornada.