El sector asegurador mexicano cerró el primer semestre con un volumen de primas de 269,617 millones de pesos (12.120 millones de euros), cifra que representa un crecimiento del 7,6% anual, en términos reales con el ajuste anual de la póliza bianual de daños de Petróleos Mexicanos (Pemex).

  • Según los datos ofrecidos por la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), excluido el efecto de la póliza de Pemex, el crecimiento real del sector asegurador sería del 3,2%.

    Por líneas de negocio, Vida presentó un aumento de ingresos del 15,2% anual; Accidentes y Enfermedades, un 13,5%; Pensiones, un 13,2%; Daños (sin tomar en cuenta Autos), un 12,1%, y Autos subió un 10,1%.

    “Tenemos buenas cifras, sobre todo si las contrastamos con el crecimiento de la economía”, comenta Recaredo Arias, director general de la asociación, que considera que el crecimiento del sector asegurador ha mostrado un buen dinamismo pese a factores que lo impactan como la inseguridad, la contracción de la venta de automóviles, el estancamiento del mercado inmobiliario, entre otros.

    Agregó, según recoge el diario local El Economista, que para este primer semestre del año tenían un crecimiento estimado de alrededor de 7%, el cual se rebasó, y de aquí a final del ejercicio esperan que el sector mantenga la tasa de 7,6% real.