Encontro de RessegurosXVII Encontro de Resseguros

La APS dio comienzo ayer en Estoril (Portugal) su Encuentro de Reaseguro que, en su XVII edición fue inaugurado por el ministro de Economía, Manuel Caldeira.

  • En la sesión, moderada por el periodista Alberto Carvalho, dedicó unas palabras el presidente de la APS, José Galamba de Oliveira, quien resaltó las características e importancia de este evento que lleva 34 años celebrándose y reuniendo a profesionales de la industria aseguradora para compartir conocimientos e intercambiar experiencias.

    Caldeira introdujo la jornada aportando cifras actuales de la economía portuguesa, repasando su recorrido en los últimos años, para destacar que Portugal se recupera y se recupera fuerte y eso se refleja en aspectos como el reconocimiento de empresas internacionales que están estableciendo nuevas bases en Lisboa, entrando en el país y depositando de esta manera su confianza por su fortaleza, por haber logrado emerger de la crisis, aumentar sus exportaciones, reducir el déficit público y, en definitiva, generar crecimiento. También aludió al Informe del sector sobre desastres naturales y la importancia de los mismos, alabando el trabajo de las compañías para minimizar este impacto. “Los riesgos políticos vuelven hoy en gran medida y se suman a los problemas económicos. Esto crea inestabilidad en los países que tienen que afrontar los riesgos. Se suma a la llegada de la tecnología, los problemas demográficos… especialmente estos factores están cambiando muchos aspectos de la vida diaria y el reaseguro toma partida para dar estabilidad al sistema”, indicó.

    Nueva organización digital, nuevo engagement del cliente

    Ramiro Martins, managing partner, Algorithm Insurtech / Managing Partner, Smith+Co (Iberia), intervino para hablar de cómo potenciar la IA en el negocio de los seguros. “Los avances tecnológicos son impresionantes y están avanzando a gran ritmo. La combinación de las diferentes técnicas está dando mucha capacidad a los sistemas. Y estas se están aplicando a la industria del seguro”, manifestó.

    Tras diferenciar entre el negocio de los seguros y el negocio sucio, afirmó que la transformación digital está tomando más tiempo para afectar a la industria del seguro pero que la cadena de valores tradicionales está empezando a cambiar y se esperan nuevos actores disruptivos, al igual que hay un nuevo usuario por el impacto que IoT y otras tecnologías están teniendo en la industria y que han cambiado en engagement (compromiso) con el cliente. “Se necesita un nuevo talento para sostener toda esta nueva organización digital y esto se hará con un acuerdo de colaboración con las insurtech. Es la nueva manera de trabajar”, aseveró.

    Cerraron las jornadas del primer día dos representantes de SWISS RE: Doris Pöpplein, senior Treaty Underwriter EMEA, y Erik Payen, senior Client manager – EMEA & Public sector solutions, Global Partnership, quienes hablaron de reducir la brecha de la protección de las catástrofes naturales. De este modo, recordaron la importancia de hacer entender a la gente que necesitan protección, porque ante una catástrofe natural hay que minimizar la destrucción.

    Europa, por detrás en digitalización

    El exministro de Asuntos Exteriores, Paulo Portas, dedicó su intervención a abordar las perspectivas geopolíticas para Europa y el mundo. Ante una sala repleta, Portas advirtió que Europa se está quedando fuera de la era de la digitalización y es importante darle acceso a esto. A su juicio, en un nuevo escenario global, Europa debe estar más atenta a las modificaciones de la economía, sobre todo en lo que se refiere a la economía 4.0. ya que existe un déficit tecnológico, como lo corrobora la lista de las mayores compañías tecnológicas del mundo, en la que hay cero europeas, cuatro chinas y seis estadounidenses. Este hecho, indicó, debe encender el semáforo rojo en Bruselas,  puesto que en la economía 4.0 Europa está fuera de la Liga de Campeones". "¿Por qué no existe siquiera un servidor europeo?", cuestionó.

    En este sentido, manifestó que hay un nuevo orden económico, “pero no tenemos todavía un nuevo orden político", y sostuvo que la geoeconomía es, al menos, tan importante como la geopolítica. Todo esto, tras una ponencia en la que recordó que "la nueva era económica tiene como hecho dominante el crecimiento de Asia, y el riesgo político de la migración y eso es un mundo nuevo”. Así, opinó que "en ese mundo es dudoso que hoy tengamos líderes y aún más que tengamos obediencia": Trump, el problema de Corea del Norte, de China, de Irán, de Canadá y su acuerdo con Mercosur… muchos aspectos nuevos que están cambiando todo el panorama, "factores preocupantes", por lo que alertó sobre la imprevisibilidad de la globalización.

    Comentó, para terminar, que globalización y digitalización son cosas diferentes, con "vidas paralelas pero con efectos diferentes", aunque “es posible hacer una pausa en la globalización, pero no en la digitalización”.