Las prioridades y los estilos de vida de los millennials son diferentes en comparación con las generaciones anteriores. Esto también afecta a los seguros, ya que sus necesidades y los productos que requieren no se ajustan a los productos estándar ​​que actualmente tiene el mercado, afirma la consultora GlobalData.