El seguro de Vida podría crecer este año un 9,5% en América Latina

Perspectivas de Fundación MAPFRE

Según las previsiones que Fundación MAPFRE recoge en su informe ‘Panorama económico y sectorial 2018’, presentado ayer, el volumen de primas en Vida en la región debería subir este año un 9,5%, superando la tasa espera de crecimiento de los mercados emergentes (9,1%).

  • En No Vida, mientras tanto, la expectativa apunta a una aceleración del crecimiento en América hasta el 6,7%, frente al 6% de 2017.

    En líneas generales, en los mercados desarrollados las primas de Vida podrían incrementarse este año en torno al 3,4%, mientras que en los mercados emergentes experimentarían crecimientos por encima del 9%. En No Vida, los mercados aseguradores a nivel global mantendrán la dinámica observada en 2017, con crecimientos positivos en los mercados desarrollados, en torno al 4,9%, pero de forma especial en los mercados emergentes, en el entorno del 7,4%.

    “2018 será un año continuista en términos de ritmo de crecimiento de la economía lo que generará un entorno favorable para la actividad aseguradora”, indica Manuel Aguilera, director general del Servicio de Estudios de MAPFRE, que detalla que las economías emergentes presentan una mayor elasticidad en el crecimiento del negocio asegurador ante crecimientos del nivel de actividad.

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    La economía de América Latina mejorará un 1,9% en 2018

    Para 2018, se espera un crecimiento mundial cercano al 3,7%, lo que supone una leve aceleración respecto a lo que será el cierre del 2017 (en torno al 3,6%). Esta cifra es superior a la que se preveía el año pasado y resulta de comprobar que el crecimiento global ha ganado tracción y sincronía, y se ha generalizado entre mercados desarrollados y emergentes. No obstante, se indica en el informe, “la dinámica de la actividad económica global también muestra signos de estabilización y anticipa que quizás se esté en el preámbulo de un cambio de ciclo que se materializaría hacia finales de 2019”.

    Los mercados emergentes se verán apoyados aún por el vigor de la economía china, la reactivación de economías emergentes relevantes (Brasil y Rusia) y, en general, por el efecto de la demanda global, con un crecimiento comercial en máximos desde 2007, en un contexto alcista del precio de las materias

    primas y del petróleo (que apoyarán el crecimiento de la renta y de la demanda interna de los mercados emergentes exportadores.

    Fundación MAPFRE espera un incremento del PIB de América latina del 1,9% este año, que podría elevarse al 2,4% en 2019. Destaca la evolución prevista para Argentina, cuya economía podría subir un 3,5% este año, mientras que en Brasil la estimación se fija en el 2,5%, por el 2,4% esperado este año para la economía mexicana.