Según el informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) del pasado año, “en medio de la fragilidad económica global donde los riesgos persisten, en combinación con los desafíos internos que enfrenta cada país, en la mayoría de los países del istmo se observa una desaceleración de la actividad económica”. Bajo este prisma, Enrique López Peña presenta su último informe estadístico sobre la situación general del mercado asegurador en Centroamérica y Panamá, a diciembre 2013, elaborado en base a las estadísticas publicadas por los entes reguladores del seguro y reaseguro de cada país.
En ese entorno económico se desempeñó la industria del seguro, actividad que presentó una dinámica mayor al comportamiento que obtuvo el PIB en cada país En la región el ingreso de primas de seguros al mes de diciembre 2013 ascendieron a 4.062 millones de dólares, estas ventas se incrementaron un 10,4%, frente al volumen de primas emitidas a diciembre 2012 situadas en 3.678 millones. La mayoría de los países del área expresaron crecimiento por encima del 10% excepto Honduras y El Salvador, apunta el informe.

A grandes rasgos por países, en el caso de Panamá se prevé que en 2013 la economía crezca un 7,5%, un nivel inferior a las tasas de dos dígitos registradas en los últimos años, pero que ubica al país entre los de más alto crecimiento. Para 2014 se estima un crecimiento de un 7,0%. El sector público no financiero (SPNF) registró un déficit del 2,0% del PIB a junio de 2013. Acumulado hasta junio, el déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos aumentó de 1.326 millones de dólares en 2012 a 3.137 millones de dólares en 2013.

El PIB de Guatemala se estima que crecerá un 3,4% en términos reales en 2013, superando el 3,0% observado en 2012. El banco central prevé que la inflación media anual llegará a un 4,2% (frente a un 3,8% en 2012) y se mantendrá dentro del rango de la meta, que va del 3% al 5%. También se prevé que el déficit fiscal será del 2,2% del PIB (en comparación con un 2,4% del PIB en 2012). Por su parte, durante el primer semestre de 2013, la débil demanda interna de El Salvador mantuvo el crecimiento de la economía salvadoreña en un nivel cercano al 1,5%, pese a una mejora de la demanda externa. Como resultado, se proyecta para 2013 en su conjunto un crecimiento del 1,7%.

Para Costa Rica, se prevé que en 2013 la economía costarricense crezca un 3,2%, en comparación con un 5,1% en 2012. El menor crecimiento se explica por una pérdida de dinamismo del consumo privado sumada a una caída de las exportaciones netas. La cuenta corriente registrará un déficit del 5,0% del PIB, en comparación con uno del 5,26% del PIB en 2012. En el caso de Honduras, la economía del país crecerá un 2,6% (frente al 3,9% en 2012), debido al débil desempeño económico de sus principales socios comerciales y a la disminución del precio del café, así como al impacto de la roya del cafeto, que ha afectado las exportaciones.

Por último, la CEPAL estima que la economía de Nicaragua, medida por el crecimiento del Producto Interno Bruto, crecerá un 4,6% en 2013 frente a un 5,2% en 2012. Sostenida por el crecimiento de la construcción, la manufactura, el comercio y los servicios comunales. La reforma fiscal, cuya implementación inició en enero 2013 permitirá mantener el proceso de consolidación fiscal.