A diciembre de 2014 la industria de seguros en Chile creció un 7,4%, registrando una prima suscrita por 6.260.032 millones de pesos chilenos (10.213 billones de dólares), según el último informe elaborado por Fitch. No obstante, el crecimiento fue favorable comparado al 2013 (6,1%), se mantuvo por debajo de los comparables regionales (Colombia 9,5%, Perú 11,6% y Brasil 10,1%).
Dicho crecimiento se vio impulsado mayormente por un segmento de seguros generales más dinámico, que creció 9,6% el 2014 (2,9% el 2013) y compensó la desaceleración del segmento de vida. En opinión de Fitch, el menor crecimiento de la industria respecto de otros países de la región se explica, principalmente, por una etapa de mayor madurez y profundización de mercado.

El segmento de seguros de Vida ha registrado unas primas de 4.120.470 millones de pesos (6.700 millones de dólares) y creció un 6,3%, por debajo del 7,7% registrado en 2013. Si bien el segmento tradicional evidenció un fuerte crecimiento de 16,0% durante el 2014, impulsado por un dinámico segmento de seguros de ahorro, el crecimiento de las primas agregadas estuvo contenido por un segmento de seguros previsionales que decreció un 1,0%, arrastrado mayormente por rentas vitalicias. Por su parte en el segmento de seguros generales creció un 9,6%, alcanzando un primaje de 2.139.562 millones de pesos (3.500 millones de dólares).

El mayor dinamismo evidenciado en segmentos de seguros de distribución masiva, así como el mayor crecimiento del primaje en coberturas financieras como responsabilidad civil, garantías y crédito, mayormente afectas a ajustes de tarifas, favorecieron un crecimiento sustancialmente superior al registrado el año anterior y se desmarcó del magro crecimiento de 1,9% del PIB en el 2014.

Dispersión en los retornos

La industria continuó mostrando resultados netos volátiles y ampliamente dispersos por las compañía, influidos tanto por la alta injerencia de los ingresos financieros sobre la rentabilidad neta, como márgenes operativos ajustados en todas las líneas de negocio. El índice de retorno sobre patrimonio promedio (ROAE) mejoró a 17,0% a diciembre de 2014 desde 10,0% el 2013, favorablemente influenciado por el mejor desempeño de los ingresos financieros provenientes del segmento de seguros de vida.
El retorno de las inversiones se vio favorecido durante el 2014, incrementándose, en promedio, a 5,4% desde 4,8% el 2013. Lo anterior, debido fundamentalmente al mejor desempeño bursátil en el año, destacando un mayor peso de las ganancias realizadas. Si bien las inversiones ligadas a instrumentos de renta variable son reducidas respecto de las inversiones totales (1,1% a diciembre de 2014), explican el grueso de la volatilidad de los ingresos financieros.