Honduras tuvo un desempeño asegurador durante el año pasado, elaborado sobre la base de estadísticas publicadas por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) del país, en el que el Sistema obtuvo utilidades por la suma de 43,7 millones de dólares, este importe supone una disminución del 17,3% sobre el beneficio registrado al mes de diciembre de 2012 situado en 52,9 millones de dólares. Según el último informe elaborado por Enrique J. López Peña, este resultado se obtuvo tras incrementarse el mercado de primas un 5,11%, mientras que las primas retenidas registraron un descenso del 4,05%.
El informe de resultados hace hincapié en que la expansión del mercado sobresalen en términos absolutos los ramos de Vida e Incendio, los cuales expresan un desarrollo en su cartera del 10,6% y 7,3% respectivamente.

En cuanto al Estado de Resultados de todo el Sistema, la utilidad fue generada mediante la gestión técnica y financiera. El área financiera presentó mayor aporte, 31,4 millones de dólares, subiendo este beneficio levemente un 1,5%; mientras que el área técnica participó con 12.32 millones de dólares de las utilidades totales, antes del I. R, expresando esta ganancia una disminución del 43,8% con respecto a igual período de 2012.

Por último, el área técnica descendió su resultado en primer lugar afectado por los gastos operacionales, al subir de 53 millones de dólares a 55,6 millones de dólares, lo que significa un incremento del 4,87%; en menor grado afectaron los siniestros por cuenta de retención, los cuales se elevaron un 2,5%, al subir el monto pagado de 104,4 millones en el año precedente a 107 millones en 2013, lo cual implicó que la siniestralidad de retención aumentara de un 49,7% a un 53,1%.