#ENTRE18

El pasado viernes concluyó el XXVI Encuentro Intereuropeo de Seguros 2018 (#ENTRE 2018), organizado por INESE, con el patrocinio de A. M. Best, GEN RE, LLOYD’S, MAPFRE RE,  MUNICH RE, NACIONAL DE REASEGUROS, SCOR, SWISS RE y TRANS RE, y la colaboración de AON, GUY CARPENTER, JLT RE, LIBERTY MUTUAL REINSURANCE y RGA RE INTERNATIONAL IBÉRICA.

  • Juan Arsuaga, presidente y consejero delegado de LLOYD’S IBERIA, presentó el informe ‘LLOYD'S City Risk Index’, que analiza 22 amenazas en 279 ciudades del mundo, que representan el 41% del PIB mundial. El estudio cifra en 546.500 millones de dólares al año el impacto total de dichas amenazas sobre el PIB del conjunto de estas localizaciones. Las principales amenazas son el desplome del mercado (103.330 millones), un conflicto interestatal (80.000 millones) y las tormentas tropicales (62.590 millones). Alrededor de un tercio del riesgo total corresponde a amenazas asociadas al clima (123.000 millones), mientras que las causadas por el hombre representan el 59% del PIB en riesgo.

    Adaptarse al nuevo cliente

    Ana Baranda, directora de Alianzas de ZURICH, precisó que al nuevo cliente le gusta compartir, es exigente, concienciado, informado y está empoderado. Asimismo, afirmó que “ya no se trata de asegurar cosas, sino experiencias”, puesto que “’disfrutar’ es el nuevo ‘tener’”. Indicó que para diseñar productos para este nuevo cliente hay que preguntar y escuchar, segmentando en función de sus comportamientos y no de la posición socioeconómica; priorizar la experiencia digital; lograr excelencia operativa y ofrecer nuevas propuestas y modelos de negocio.

    Tratamiento de la información

    Carmen Bello, delegada de Protección de Datos y Asesoría Jurídica Corporativa de REALE, y Beatriz García, responsable de Asuntos Legales y Asesoría Jurídica de MAPFRE RE, abordaron algunos de los retos del sector en el ámbito del tratamiento de la información en el reaseguro y el impacto del Reglamento General de Protección de Datos. Coincidieron en que el reglamento contribuye a dar transparencia, ya que los clientes deben tener claro qué datos se recogen al dar su consentimiento. No obstante, precisaron que el consentimiento es solo una de las bases de legitimación para el tratamiento de la información, que también puede ser utilizada por el cumplimiento del contrato del seguro o para actuaciones de interés legítimo.

    Por otro lado, reconocieron que es complicado para el reaseguro cumplir con el deber de información que prescribe el reglamento, ya que son las aseguradoras las que aportan los datos de los clientes, por lo que no tienen acceso directo al asegurado.

    Complicaciones y ventajas de la IFRS 17

    Carlos González, director financiero de GRUPO CATALANA OCCIDENTE, expuso algunas claves de la futura IFRS 17, cuya entrada en vigor está prevista para el 1 de enero de 2021. En cuanto a los problemas que puede traer al reaseguro, destacó aquellos referidos a las complicaciones que supone la agrupación de contratos y la disparidad en la duración de los mismos, ya que un contrato de reaseguro puede dar cobertura a diferentes riesgos de seguro directo, además de presentar vigencias anuales y plurianuales, que con la IFRS 17 tienen distinto tratamiento Respecto a los beneficios de la norma, destacó que dará mayor transparencia y facilitará la valoración de los negocios de Vida.

    Soluciones ante las pandemias

    Pedro Ortiz, senior consultant Financial Solutions Life de MUNICH RE, habló sobre las pandemias y las oportunidades de negocio. “Para asegurar este tipo de riesgos se necesita tener un negocio sólido y capacidad para transferir riesgo”, declaró. Puntualizó que la mayoría de estos productos cubren pérdida de ingresos y retrasos y paralización de obras, además de ofrecer coberturas de prevención. “Hay que convencer y educar al sector corporativo para que entienda los riesgos a los que están expuestos. Es un segmento nicho, pero hay que cuantificar la exposición y que las empresas decidan cuánto riesgo están dispuestas a asumir”, afirmó, por su parte, Gunter Kraut, head of Epidemic Risk Solutions de MUNICH RE.

    Solvencia II y Ley de Distribución

    El encuentro concluyó con un repaso normativo. José Antonio Fernández de Pinto, subdirector general de Inspección de la DGSFP, explicó que Solvencia II ofrece nuevas oportunidades al reaseguro, ya sea en la cobertura de nuevos riesgos, ayudando al seguro directo a adaptarse a la evolución de algunos ramos -Responsabilidad Civil, Salud- y aportando soluciones para diversificar en el riesgo de longevidad. Ante la posibilidad de una futura Solvencia III, señaló que “la fórmula estándar está en revisión”, aunque de momento no se espera una nueva directiva. No obstante, comentó que “el ajuste de una fórmula general es algo a lo que nos tenemos que acostumbrar”. Expresó que el reaseguro no debe usarse solo para aligerar la carga de capital de solvencia, sino que debe emplearse como mitigante del riesgo.

    Por su parte, Ana García Barona, responsable del Área de Regulación de la subdirección general de Regulación y Relaciones Internacionales de la DGSFP, recordó que la nueva Ley de Distribución de Seguros exigirá formación continua, por lo que considera que “no se afloja” en este ámbito. Por último, reseñó que está pendiente la publicación de la resolución que fijará el recargo destinado al Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) para responder ante los siniestros ocurridos tras el fin de la vigencia de la cobertura de las pólizas de responsabilidad medioambiental.


    De la cobertura de riesgos a la prevención

    “El seguro va a dejar de ser adonde llamamos cuando se produce algo malo para convertirse en aquello que sirve para que no ocurra”, declaraba José Miguel Rodríguez-Pardo, profesor del Máster de Ciencias Actuariales de la Universidad Carlos III. Así, indicó que la frecuencia de Autos se reducirá un 80% en 2040, a la par que las casas y ciudades inteligentes permitirán reducir las reclamaciones un 43% en 2025. Además, las tecnologías médicas añadirán un año de esperanza de vida en 2029. De este modo, predijo que el seguro se transformará, prestando servicios de prevención de riesgos, en lugar -o a la vez- de asegurarlos, convirtiéndose el propio asegurado en el principal mitigador del riesgo.

    Reconoció la innovación que aportan al sector las insurtech, que se están centrando especialmente en distribución, pricing y producto. “Las aseguradoras pueden perder al menos el 20% de su negocio por la irrupción de las insurtech”, anotó.  Por otra parte, dijo que es un error establecer un ‘sandbox’ regulatorios para las insurtech.

    También se detuvo en el uso de la analítica de datos, que puede llegar a incrementar un 20% las primas y un 30% la eficiencia. Sin embargo, apuntó que una tarificación distinta para cada cliente puede comportar un problema ético, ya que podría suponer un tratamiento discriminatorio, además de intensificar el proceso de desmutualización del riesgo, debido a la eliminación de las subvenciones cruzadas de riesgo al hipersegmentar la tarifa. De este modo, afirmó que los clientes con peores perfiles de riesgo pueden abandonar el seguro por el precio, debilitando la función social del seguro.