El mercado de seguros de América Latina continúan llamando la atención de las reaseguradoras globales dadas sus buenas perspectivas de crecimiento y una rentabilidad muy atractiva, especialmente en comparación con los mercados de seguros más desarrollados de todo el mundo, afirma el último informe sectorial anual publicado por A.M. Best.
“Gracias a unas tasas de penetración de seguros bajas, en torno al 3% del promedio de la región, esto continúa proporcionando un margen interesante para la expansión, que se ha traducido en el aumento de la participación de la región de América Latina y el Caribe dentro del porcentaje de las primas globales”, señala la agencia. En general, los mercados de seguros en esta región han crecido por lo menos al doble de la tasa de sus economías durante los últimos dos años.

A su vez, es un mercado atractivo para las reaseguradoras, principalmente impulsado por las tarifas, términos y condiciones que se han generado durante el pasado 2014 y que han seguido siendo estimuladas por un mercado blando, puntualizan. Las principales circunstancias que han impulsado la actual presión sobre los precios de los reaseguros son la abundancia de capital en los mercados mundiales y la ausencia de grandes pérdidas catastróficas en la región.

Por otra parte, la introducción de nuevos marcos regulatorios de la región de acuerdo con las mejores prácticas internacionales y el continuo entorno de bajos tipos de interés podría conducir a un aumento en el uso de productos de transferencia de riesgos alternativos, que hasta ahora no han sido relevantes en estos mercados, subraya el informe. “El uso de los valores vinculados a seguros podría convertirse en otra fuente de competencia para el reaseguro tradicional en América Latina, presionando a su vez los márgenes tanto a medio como a largo plazo”.

Las fusiones y la regulación también juegan un papel importante en el impulso del reaseguro

Desde A.M. Best destacan en el informe que el creciente número de aseguradoras globales que buscan la diversificación geográfica así como un mayor potencial de crecimiento ha generado que se dé en América Latina una serie de adquisiciones entre los jugadores locales. “Esto también se vio facilitado por unas condiciones de mercado blando, ya que la capacidad de reaseguro proporcionada por las empresas matrices ha reducido el universo de los aseguradores primarios que necesitan una cobertura de reaseguro en el mercado”, asevera la agencia.

Por otro lado, el fortalecimiento de la normativa de solvencia de la región también podría afectar la dinámica del mercado de reaseguros. El ejemplo más reciente es la aplicación de las normas de Solvencia II en México, una tendencia que A.M Best cree impregnará paulatinamente al resto de América Latina. Para la agencia, la demanda de reaseguros podría aumentar en las etapas iniciales del fortalecimiento de la normativa de Solvencia, especialmente en la introducción de nuevas estructuras de gobierno corporativo, los requisitos de capital regulatorio y las normas de reserva podría suponer una carga adicional de capital para las empresas de medios y de pequeño tamaño en algunas líneas de negocio.

“Las aseguradoras que decidan invertir en el desarrollo de un modelo de capital económico interno podrían llegar a una mejor comprensión y entendimiento de todos sus riesgos, así como cambiar de manera eficiente su estrategia cuando las condiciones del mercado cambian. Además, podría haber ajustes de precios en algunos productos teniendo en cuenta que, en teoría, la creación de reservas sería más exacta, ya que la adecuación reserva técnica se basa en modelos internos que consideran la mejor estimación de sus pasivos”, apunta A.M. Best.