Según el Balance preliminar de las economías de América Latina y el Caribe 2015, publicado por la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), estima que Guatemala en 2015 “el PIB crecerá un 3,9% en términos reales, porcentaje inferior al observado en 2014 (4,2%). Esta desaceleración se debe principalmente a la ralentización de la expansión de las exportaciones y del gasto público”.
En este entorno económico la actividad aseguradora en 2015, expresó un crecimiento equivalente a un 5,76%, aunque este comportamiento fue menor al desarrollo observado en el 2014, situado en el 11,5%. Es decir, las primas de seguros aumentaron de 762,7 millones de dólares que se produjeron en el 2014 a 806,6 millones emitidos en 2015, significando un crecimiento absoluto de 33,5 millones de dólares. En general, el desempeño del Sistema asegurador, tras obtener el respaldo de los reaseguradores en la emisión de primas y siniestros incurridos, registró unos beneficios antes de impuestos de 102,71 millones de dólares, resultado que fue aportado por el área técnica y financiera. El importe de primas retenidas del Sistema asegurador en el ejercicio 2015 fue suficiente para solventar las obligaciones de constitución de reservas, pago de siniestros a los asegurados y gastos operacionales netos, obteniendo así un resultado técnico favorable que ascendió a 33,56 millones de dólares, aunque el mismo descendió un 19,75% frente al resultado registrado en igual período un año antes, en lo cual incidieron principalmente los siniestros por cuenta de las compañías. Este análisis del mercado asegurador guatemalteco ha sido realizado por Enrique J. López. Se puede consultar el documento íntegro en este vínculo