Un año después de que se pusiera en marcha el Plan Nacional Estratégico del Seguro para 2020, la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN) reveló ayer los resultados “positivos de la decisión”, tanto para los objetivos de financiamiento del Estado como de rentabilidad del sector privado.
Según se hace eco ‘El Cronista’, las aseguradoras cumplieron con el objetivo marcado por el regulador, al destinar el 10,4% de la cartera a financiar proyectos productivos. Según datos divulgados durante la ponencia Solvencia-Modelo de Gestión de Riesgo, la inversión realizada en proyectos productivos ascendía a 9.372 millones de pesos (1.604 millones de dólares) al 31 de agosto pasado.

Además, se obtuvieron rendimientos superiores al promedio: los activos del inciso ‘k’ en manos de las aseguradoras arrojaron una rentabilidad promedio ponderada del 23%, frente a una media del 19% en los portafolios del sector, según se indicó. Sucede que los fondos comunes de inversión con foco en infrestructura están rindiendo hasta un 22% y la tenencia de obligaciones negociables (ON) dollar-linked de YPF está hoy muy valorizada por las expectativas de devaluación.

La petrolera estatal acumula más del 60% de las inversiones del sector en el inciso k, ya que el rubro petróleo y gas está principalmente compuesto por cinco ON emitidas por la empresa concentró unos 6.114 millones (1.046 millones de dólares). Uno de los desafíos del gobierno era generar la oferta de productos para que las aseguradoras pudieran invertir. El Comité de Elegibilidad se reunió once veces para crear un menú de 86 instrumentos por un total de 18.495 millones (3.166 millones de dólares).

El sector asegurador se convirtió en el segundo inversor institucional después de ANSES y explica el 3,3% del PBI tras ser la segunda actividad que más creció el año pasado (un 19,6%) en la producción de primas hasta 80.626 millones – 13.805 millones de dólares a junio).

NO SE AUMENTARÁN LOS REQUERIMIENTOS

El superintendente, Juan Bontempo, negó según informa ‘El Cronista’ que se prevean aumentar los requerimientos legales fijados para el mercado. Según los datos divulgados ayer, las compañías de vida destinaron el 13% de su cartera; las de retiro, un 12%; las generales, un 11%; los reaseguradoras, un 12%, y las ART, un 6%.