Está previsto que durante las próximas dos semanas, el sector asegurador divulgue las cifras sobre los daños que pagarán por los daños que provocó el fenómeno Mar de Fondo en la costa del pacífico mexicano, sobre todo en Acapulco. Según Recaredo Arias, director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), cada vez que se registra un fenómeno natural se da un proceso de auscultación con las asociadas y se va acumulando poco a poco la información, que tiene su dinámica conforme llegan las reclamaciones de los asegurados.

“Hay cosas que pueden parecer aparatosas”

Tal como explica Recaredo Arias, “hay cosas que pueden parecer aparatosas, en las imágenes vemos situaciones parecidas a un tsunami, pero a final de cuentas en los hoteles no está habiendo tanto daño”, por lo que anticipó que podría ser bajo el importe que paguen las aseguradoras ante este fenómeno. También añadió que aunque hay muchos restaurantes de playa que sufrieron daños, se repite la situación de Los Cabos, en Baja California Sur, donde sólo un 5% de los establecimientos estaban asegurados.

A su vez, Luis Álvarez, director de Daños de la AMIS, comentó que no es la primera vez que sucede un golpe de mar, habiéndose registrado cuatro en los últimos siete años. Y, a pesar de ello, no hubo un repunte en la adquisición de seguros que cubran fenómenos naturales, además de que la mayoría de los establecimientos afectados son pequeños comercios a la orilla del mar, pero los hoteles sí están asegurados. “Sí hubo oleaje y algunos daños en las zonas costeras, principalmente en Acapulco, este efecto se vio desde la Costa de Oaxaca hasta Acapulco… sí ha pasado este fenómeno, sí ha causado daños y está cubierto bajo la cobertura de riesgos hidrometeorológicos”, explicó. “Espero que en unos 15 días tengamos ya una recopilación de lo que se le reporta a las aseguradoras”.