Durante 2014, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) registró el robo de 2.065 automóviles asegurados en Nuevo León, cantidad que representa una disminución del 65% frente a los datos obtenidos en los últimos cuatro años.

En la presentación de estos datos, la AMIS también detalló que la disminución de los robos de vehículos tuvo un impacto económico positivo, porque en 2014, las compañías de seguros pagaron en Nuevo León 13 millones de dólares (202.500.000 pesos) por indemnizaciones para cubrir el robo de vehículos asegurados en la entidad.

La Asociación también puntualizó que a nivel nacional, el robo de autos asegurados en 2014 ascendió a 63.430 unidades, lo que representa una disminución de 9,2% en comparación con 2013, cuando se hurtaron 69.885 autos, según el reporte del año pasado. También basándose en sus datos estadísticos entre enero y diciembre de 2014 comentó que los delincuentes se robaron en promedio poco más de 5.000 coche mensuales, y en diciembre disminuyó a 4.900; de ellos, se recuperaron de 2.800 a 2.400 autos, lo cual significaría un promedio nacional de 48%.

Nuevo León ocupa junto con entidades como el Estado de México, Distrito Federal, Jalisco, Veracruz, Sinaloa y Tamaulipas, entre otras, los registros más altos de robo. Pero, por otra parte es la región donde más se ha disminuido el delito. Y sobre esto,  Recaredo Arias, director general de la Asociación Mexicana, reiteró que la industria aseguradora “reconoce el trabajo del Gobierno, Procuraduría y policías estatales, por su coordinación y lucha contra el robo de autos, especialmente en Nuevo León, donde la tendencia existente es a la baja”.