Las aseguradoras europeas que, debido a la demora en la fecha de aplicación de Solvencia II, decidan ralentizar los esfuerzos en sus políticas de gestión integral de riesgos (ERM), podrían verse afectadas negativamente en la evaluación de su gerencia de riesgos, según afirma Standard & Poor’s (S&P) en un informe.
“Solvencia II sigue siendo un importante motor en las mejoras de la ERM de las compañías en Europa”, comenta Miroslav Petkov, analista de la agencia. “En nuestra opinión, la Directiva ha concretado un enfoque asegurador hacia el riesgo y su gestión, así como la aplicación de modelos internos. Más importante aún, ha llevado la gestión de riesgos a la palestra en la planificación estratégica de las aseguradoras, y este es uno de los principales factores detrás del alza en las calificaciones de ERM de varias aseguradoras”, añade.

“Creemos que el valor real de una ERM surge cuando las aseguradoras desarrollan su gestión de riesgos no solo porque es un requisito reglamentario, sino también porque creen que ofrece una gestión más eficaz de su negocio. Si vemos que el retraso de la Directiva disminuye el papel de la ERM en ciertas aseguradoras, podemos revisar sus calificaciones”, advierte.

Desde su informe anterior en 2011 sobre la ERM en las aseguradoras europeas, la agencia ha elevado la evaluación de la gestión de riesgos en un buen número de compañías, lo que refleja los progresos realizados en la actividad la ERM. “A pesar de las mejoras en dichas evaluaciones, se observa una distribución relativamente estable de las puntuaciones de la ERM en las aseguradoras” añade S&P, que valra la mayoría de las ERM de las compañías como “adecuada”.