Pese un elevado nivel de pérdidas por siniestros provocados por la acción del hombre, MUNICH RE ha logrado en el segundo trimestre del año un beneficio neto de 728 millones de euros, prácticamente la misma cifra que en el mismo periodo de 2017.

  • De esta manera, el resultado neto de los seis primeros meses de 2018 se eleva a 1.555 millones, un 20,5% más, según las cuentas hechas publicadas por el grupo alemán en la segunda semana de este mes.

    El total de primas brutas suscritas en el semestre se sitúa en 24.313 millones, un 1,7% menos que en la primera mitad de 2017.

    El negocio de reaseguro contribuye a las cuentas semestrales del grupo con 15.115 millones en primas, un 3,8% menos, además de un resultado operativo de 1.760 millones (+11,5%). El citado incremento en la siniestralidad hace que el ratio combinado en No Vida alcance el 102% en el segundo trimestre (93,9% anterior), si bien para el conjunto del semestre este porcentaje queda en el 95,5%, el mismo dato que en la primera mitad de 2017.

    Aportación de ERGO

    Por lo que se refiere al negocio de seguro primario, ERGO generó un resultado de 108 millones en el segundo trimestre (104 millones un año antes) y 185 millones en el semestre (195 millones anterior). Destaca la contribución a las ganancias del negocio de No Vida en Alemania, prácticamente en el mismo nivel que el pasado año, mientras que el resultado en Vida y Salud en Alemania desciende por partidas extraordinarias y las menores plusvalías en inversiones realizadas para financiar reservas adicionales. Esta caída ha sido contrarrestada por la mejora del resultado del negocio internacional (su ratio combinado queda en el 95,4% en el semestre, frente al 97,5% de los seis primeros meses de 2017).

    En total, los ingresos por primas de ERGO hasta junio se han elevado hasta los 4.256 millones, un 2,8% más.