El reaseguro cierra el peor año en pérdidas por catástrofes con unas renovaciones “sin aumento significativo en los precios”

catastrofeInforme de WILLIS RE

Bajo las recientes estimaciones de las pérdidas por siniestros catastróficos, que se sitúan en torno a los 136.000 millones de dólares (112.927 millones de euros), este 2017 que acabamos de cerrar ha resultado ser uno de los peores años en cuanto a pérdidas para el mercado mundial de seguros.

  • Una afirmación que se apunta en el 1st View January 2018, el último informe de renovaciones que ha elaborado WILLIS RE y que ha titulado ‘Extreme Weather-Calm Market’. 

    “Desafortunadamente para los reaseguradores las pérdidas catastróficas de 2017 coinciden en un momento en que la rentabilidad de las líneas no catastróficas está limitada y las liberaciones de reservas del año anterior se están ralentizando”, matiza el informe. “Sin embargo -añade-, las correcciones de precios no han experimentado un aumento significativo debido a la combinación de una fuerte capitalización del mercado de reaseguros y dado que las pérdidas se dividieron en diferentes eventos a lo que se suman el hecho de que un gran tramo de las pérdidas se retuvo en el mercado primario”.

    Para los compradores, según subraya el análisis de la reaseguradora, la forma de actuar de la industria global de reaseguros fue diferente a la de los años anteriores ya que se vieron afectados por estas grandes catástrofes. El mercado actual ha sido testigo de que los reaseguradores tradicionales se han mantenido fuertemente regulados y capitalizados, complementados por la capacidad del mercado de los valores vinculados a seguros (ILS), que han crecido hasta los 75.000 millones (62.275 millones de euros).

    El mercado ILS muestra resistencia 

    Tal y como revela WILLIS RE, el mercado ILS ha mostrado resistencia durante las pérdidas de las catástrofes en la segunda mitad del año, superando cómodamente la primera prueba importante para una serie de fondos con inversores dispuestos a recapitalizar fondos y proporcionar liquidez para el capital atrapado. Del mismo modo, los resultados del tercer trimestre de 2017 de los reaseguradores tradicionales mostraron que, si bien las pérdidas son claramente un evento de beneficios, el impacto en el capital ha sido relativamente moderado, con un deterioro medio del capital de entre el 5% y el 7,5%.

    “Sobre la temporada de renovación del 1 de enero no se puede pasar por alto la magnitud del sufrimiento humano y las pérdidas económicas que han causado las catástrofes en el segundo semestre de 2017. La industria mundial de reaseguros es fundamental para mitigar el impacto de las pérdidas derivadas de los huracanes”, recuerda James Kent, CEO Global de WILLIS RE. Agrega, además, que “la rapidez de los pagos de siniestros de los reaseguradores a sus clientes ha sido ejemplar. Es evidente que para muchos reaseguradores la renovación de la campaña 2018 será una decepción en cuanto a los niveles de calificación alcanzados. Sin embargo, esto debe equilibrarse con la capacidad del mercado para proporcionar a los compradores estabilidad de capacidad a precios razonables con un proceso de renovación ordenado, lo que demuestra el avance creciente del mercado”.

    Principales conclusiones del informe:                                   

    • En la mayoría de los mercados las pérdidas catastróficas han frenado un nuevo descenso de las tasas ajustadas al riesgo.
    • La constancia de la oferta de capital ha ayudado a reducir los aumentos generalizados de las tasas ajustadas al riesgo en las carteras sin pérdidas.
    • La fijación de precios en los programas globales de catástrofes y riesgos inmobiliarios está viendo incrementos ajustados promedio de 0% a 7,5% con unos pocos valores anómalos a cada lado de este rango.
    • La evolución de las amenazas cibernéticas es una gran preocupación para la industria en 2018. El reconocimiento del riesgo cibernético continúa creciendo en el mercado y los reaseguradores intentan evaluar los posibles niveles agregados.
    • El volumen de transacciones de fusiones y adquisiciones (M&A) en el sector asegurador mundial terminó en 2017 igual que en 2016: 49.000 millones de dólares (40.686 millones de euros).

    Los inversionistas de ILS han reabastecido su capital y continúan operando con modestos aumentos en los diferenciales por las pérdidas.


    ¿Y en España? Renovaciones sin contratiempos

    Según detalla el informe de WILLSI RE, en el caso de España y sobre el principio del proceso de renovación, los reaseguradores indicaron que esperaban una renovación sin contratiempos. “El exceso de cobertura de pérdidas se tradujo en reducciones planas a tasas moderadas; además, se mantuvieron las condiciones y comisiones en los tratados prorrateados”, añade el documento. 

    Destaca que en el caso de nuestro país, los mercados de reaseguros no sufrieron cambios (tanto los líderes como los principales seguidores); además de que los reaseguradores locales siguen siendo dominantes. Por último, en cuanto a las pérdidas por incendios forestales, estas no afectaron al mercado español, mientras que Portugal experimentó algunos pequeños ajustes.