El pasado viernes se celebró la segunda jornada de la trigésimo tercera edición del Encuentro Intereuropeo de Reaseguro (‘ENTRE 2015’). Maite González, directora del Área de España, Portugal e Israel de MAPFRE RE, fue la encargada de conducir la primera parte del encuentro, centrada en la innovación en el sector asegurador. En su intervención, Joachim Mathe, presidente ejecutivo de la sucursal en España de MUNICH RE, explicó que nos encontramos en un momento de “tecnologías disruptivas”, con la aparición de “un montón de start ups desarrollando tecnologías para el sector financiero”. Esta eclosión se materializa en “tres fuerzas principales que revolucionan el seguro”: la tecnología de datos (Big Data), la digitalización y las TI aplicadas a las operaciones (sistemas internos).
En cuanto a los retos que supone la digitalización en las compañías, remarcó la presión sobre los precios, la aparición de competencia inesperada, la dinámica de ‘el ganador se lleva todo’, la creciente escasez de talento, la necesidad de modelos de negocio ‘plug & play’, la globalización y la centralización, y la reinvención continua. “Vamos a entrar en un terreno cada vez más caótico y sin fronteras”, declaró. Además, reseñó la necesidad de innovar ante una realidad de riesgos intangibles -ciberriesgos, riesgos de meteorológicos, riesgos de reputación, etc.-, que requieren nuevos productos y procesos optimizados y traen nuevos clientes.

Eric Paire, jefe de Global Partners & Strategic Advisory EMEA de GUY CARPENTER, advirtió de que “el sector del reaseguro no innova si no es después de una crisis. Y entonces, cambia su modelo de negocio”. Junto a los cambios que ha supuesto la modelización de catástrofes o la entrada de capital alternativo, se refirió a la innovación en el proceso de siniestros, deteniéndose en la posibilidad de usar drones o satélites para peritar en catástrofes, el uso de software industrial para generar tests de estrés ante posibles catástrofes o el uso de Big Data y Predictive Analytics en los siniestros.

Fredi Lienhardt, Big Data & Smart Analytics Centre Management de SWISS RE, departió acerca de las oportunidades y retos de la tecnología Big Data. “Siempre hemos usado datos. Lo que ha cambiado es que tenemos muchos más y contamos con más fuentes, nuevas herramientas de análisis e información de comportamiento del usuario”, comentó. Asimismo, incidió en que el uso de aplicaciones móviles aumenta la comunicación con el cliente y, con ella, la recopilación de datos, permitiendo “mejorar el nivel de seguro en el mundo, haciéndolo más accesible”, señaló. “Podemos acercarnos más al tomador, hacer mejores productos y a medida… innovar”, añadió.

Mesa del ENTRE 2015

La adaptación a Solvencia II

Trinidad Miñarro, director de postgrado de Solvencia II de INESE/IL3 Universidad de Barcelona, condujo un panel de expertos que compartieron su experiencia en la adaptación a Solvencia II. María José Navalón, responsable de Autorizaciones de la Subdirección General de Solvencia de la DGSFP, destacó la satisfactoria respuesta de las aseguradoras españolas en la presentación de información sobre su adaptación, recibiendo datos incluso de algunas compañías que no estaban obligadas. “Esta fase preparatoria ha dado impulso a la adaptación de todas las entidades”, declaró.

Enrique Jorge Rico, director general de UNIÓN ALCOYANA, reconoció que cuando se empezó a hablar de Solvencia II, en 2001, surgieron dudas referidas a cómo iba a afectar a la gestión del negocio, los costes que podría tener, cómo podría afectar a su viabilidad o si dispondrían de recursos materiales y humanos. “Nos dimos cuenta de que nuestro problema no estaba en el Pilar I, sino en el Pilar II y en el gobierno corporativo”, precisó.

José Boada, presidente de PELAYO, explicó que en la mutua han intentado “que la aplicación de la normativa esté imbricada en la gestión de toda la compañía, sirviendo para tomar decisiones en cada una de las áreas”. Igualmente, remarcó que “el Consejo de Administración tiene que ser muy consciente de lo que implica el Pilar II y de que la última responsabilidad es suya”. También insistió en la importancia de un flujo de información “fluida y fiable” y en el papel que tiene Solvencia II en la definición de la estrategia de la empresa.

Cerró la mesa redonda Juan Pablo Olmo, director del Área de Cumplimiento de MAPFRE, quien coincidió en que “la cuestión a desarrollar eran los temas de sistema de gobierno y control interno” del Pilar II. Entre los aspectos más reseñables de la implantación de Solvencia II, hizo hincapié en la integración de la gestión de riesgos en el proceso de toma de decisiones, la transparencia informativa hacia el supervisor y los clientes y los cambios organizativos que supone. Por el contrario, advirtió de que “va a tener incertidumbres”, puesto que “hay demasiados puntos abiertos a interpretación”.