La Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones ha publicado en su página web el texto del Proyecto de Ley de Ordenación, Supervisión y Solvencia de las Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras que el Consejo de Ministros, en su reunión del 20 de febrero, acordó remitir a las Cortes Generales.
Acceso al texto en la web de la DGSFP (pdf)

Memoria de impacto: concentración de mercado a corto plazo; aumento de la competencia, a medio y largo

La memoria de impacto de la ley realizada por el Gobierno, a la que ha tenido acceso ‘Europa Press’, señala que es previsible con la entrada en vigor de la norma y de Solvencia II una concentración de empresas, pero pronostica que en el medio plazo la homogeneización legislativa en la UE incrementará la competencia sectorial. El Gobierno argumenta que el beneficio más importante de la norma remitida al Congreso de los Diputados es la “reducción de la probabilidad de que una entidad aseguradora o reaseguradora tenga problemas de solvencia o liquidez”, pero también efectos sobre la productividad de la economía “gracias al incremento de la competencia en el mercado interior único” derivada de una norma común de “mayor claridad y eficacia”.

En su repaso a la memoria, ‘Europa Press’ también constata que esta homogeneización en la Unión Europea permitirá reducir las barreras de entrada a posibles competidores, avanzando hacia un “verdadero sistema único de servicios de seguros” con una información más “transparente”. Sin embargo, inicialmente es previsible que el nuevo marco regulador genere una concentración en el sector, porque considera que los grupos grandes contarán con más recursos para cumplir con las exigencias de Solvencia II, entre ellos el mantenimiento de “departamentos que desarrollen y mantengan los modelos de valoración del riesgo”. De todas formas, el Gobierno entiende que la mayor parte de las aseguradoras podrán hacer el tránsito a Solvencia II “sin la necesidad de incrementar su capital”.

En el texto sobre el impacto también se recoge la previsión de coste para las aseguradoras, que rondará los 250 millones de euros, según cálculos de UNESPA, aunque matiza que la mayoría de los costes no se repiten sistemáticamente todos los años.