El mundo se mantiene en ‘alerta’ y mira con recelo el vaivén en las relaciones y los conflictos internacionales. Es más, la volatilidad geopolítica se ha convertido en un factor clave de incertidumbre y lo seguirá siendo en los próximos años. Por este motivo, ZURICH, en asociación de Atlantic Council y la Universidad de Denver, analizan en un informe las consecuencias geopolíticas y sus  interconexiones. Tres son los objetos clave de estudio: el proteccionismo, la crisis energética y la escasez de agua y alimentos.