Reducir el riesgo en la actividad aseguradora representa el gran desafío para los agentes reguladores en tiempos de poca previsión, señaló el ponente venezolano, Alonso Brito, asesor y consultor en prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, en el marco de la XI Conferencia Antilavado, Riesgo y Fraude que se llevó a cabo en la ciudad de Caracas los pasado 17 y 18 de junio.
Durante su intervención sobre ‘La debida diligencia para la prevención del fraude, corrupción y lavado de dinero’, argumentó que “los agentes externos a las empresas cometen los fraudes teniendo como cómplices a personas internas de dichas compañías”. Sin embargo, existen otros elementos subyacentes al fraude en la actividad aseguradora, tales como: declaraciones falsas, uso de identidades ficticias y actividades económicas simuladas, señaló en una información de ‘El Mundo’.

El principal riesgo que enfrentan las empresas de seguros, según el conferencista, es la poca obligación que existe para conocer al cliente. “Todos los problemas existentes en el área apuntan que un tema fundamental es el desconocimiento de los clientes, debido a que su relación es directamente con los intermediarios”, sostuvo. Además, agregó que la inseguridad se profundiza por la gama de productos que se pueden ofrecer, por la diversificación de los participantes, la despersonalización de los negocios y por el mercado denominado ciego.

Ante este escenario, la propuesta sería la creación de una administración eficiente contra el riesgo y corrupción de las empresas, “donde se pueda diseñar un programa anticorrupción integral, verdaderos controles tecnológicos y humanos, direccionar el monitoreo hacia la clasificación de los clientes y un reporte a tiempo de las actividades”, manifestó Brito.

Sumado a ello, la actividad aseguradora debe planificar una gestión de riesgo encadenada en la participación de las respectivas juntas directivas, en la ampliación de la plataforma tecnológica y en la colocación de reglas claras a través de la implementación de políticas.