El presidente de MAPFRE y de su fundación, Antonio Huertas, en entrevista a ‘La Republica.net’, ha confirmado que el grupo asegurador permanecerá en Costa Rica por su liderazgo y expertise, aunque algunas otras aseguradoras se hayan ido a medida que no pudieron ir ganando cuota del mercado.
Durante esta conversación, mantenida durante una visita a este país, Huertas destacó que del mercado asegurador de Costa Rica “llama la atención el hecho de que hay 13 aseguradoras, pero entre ellas se reparten el 15% del mercado; el otro 85% lo tiene el INS, eso no pasa en ninguna parte del mundo. Esto deberá cambiar poco a poco para que sea un mercado más abierto, si no, no es sostenible y las aseguradoras comenzarán a abandonar el país a medida que no puedan ir ganando cuota del mercado. Para poder presentar una oferta diferente, innovadora, con garantías de sostenibilidad, deberás siempre necesitar de cierta dimensión, no se puede estar siempre haciendo cambios si el retorno es a muy largo plazo”.

“Es necesario que los poderes públicos ayuden”

Sobre cómo hacer crecer la cultura del seguro en este país, Antonio Huertas considera que “muchos pagan una prima de seguro para que unos pocos que tienen los accidentes puedan verse ayudados para recuperarse cuanto antes en temas como económico, salud, o fallecimiento. Eso la gente lo sabe, pero cuesta pensar que uno puede ser el que va a necesitar la ayuda”. Y añade que, “además es necesario que los poderes públicos ayuden, así, las autoridades económicas tienen que estar lanzando mensajes continuos a la sociedad de que la cobertura estatal no lo puede subsidiar o ayudar en todo. El seguro es la actividad más social que existe, es claro que es mercantil, pero su objetivo fundamental es ayudar a los desfavorecidos”.

“Las empresas de seguros somos fieles colaboradores”

En cuanto a la formación en el ámbito de los seguros, el presidente de Corporación y Fundación MAPFRE aprovechó para subrayar que, “las empresas de seguros somos fieles colaboradores que complementan las actividades de los estados, se tiene que entender que en muchas partes del mundo el seguro es el que cubre las necesidades personales de la mayoría. Además, se debe entender que cada uno se asegura en la capa que cree que va necesitando. MAPFRE da capacidad formativa en la sociedad. Tenemos Fundación MAPFRE, una de cuyas acciones es informar sobre los seguros y la previsión social, que está en todos los mercados donde operamos, organizando actividades presenciales y en la página “Seguros para todos” que está siempre desarrollando las actividades de cultura base”.

Sobre la dificultad de competir contra el INS, Antonio Huertas explicó que las compañías deben prever cuál es el horizonte de competencia, de retorno económico, de estabilidad. “En el caso de MAPFRE tenemos una gran ventaja, y es que tenemos un soporte global que nos da capacidad de acceder a productos y servicios que existen en los mercados más sofisticados del mundo, que de una forma sencilla podemos incorporar al mercado costarricense. Queremos competir contra la historia de 80 años del Instituto, sabemos que es complicado, pero no es el primer país que ha liberalizado en los últimos 20 años su actividad de seguros y el marco público privado sirve con normas claras para operar. Todos buscamos el bien común, las aseguradoras no somos enemigas de ayudar a la gente, lo que buscamos es enriquecer el mercado”.